Víctor García Toma: “PPK necesita un Gabinete de ancha base para llegar al 2021”

0
2777
VÍCTOR GARCÍA TOMA
VÍCTOR GARCÍA TOMA

Víctor García Toma analiza situación del gobierno hacia el bicentenario

Porque no fue condenado por delitos de lesa humanidad, afirma

Luego del indulto humanitario concedido al expresidente Alberto Fujimori, el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski ha sido criticado de manera rauda. Por ese motivo, el analista político y exmagistrado del tribunal Constitucional, Víctor García Toma, estima que la única opción que tiene el jefe de Estado para sobrevivir es la de formar un gabinete con otros partidos políticos.

-Doctor, ¿cuál es la situación del gobierno de Pedro Pablo Kuczynski con la salida de Alberto Fujimori?
Lo que está claro es que este Gobierno está muy débil porque ha perdido las bases y puntos de apoyo, aquellas que le ha dado la victoria en la segunda vuelta. Esta decisión que ha adoptado el Presidente en torno al indulto ha generado una división en los partidos políticos.

-¿Cómo podría llegar sólido este Gobierno al bicentenario?
Si pudiera conformarse un gabinete de ancha base, que tuviera a una gran cantidad de organización políticas posibles, este Gobierno llegaría al 2021.

-Se hablaba de una alianza entre el fujimorismo y PPK…
No creo que se llegue a una alianza, pero sí la cantidad de personas cercanas a los partidos para generarles un grado de articulación, una cierta colaboración al Gobierno.

-Le digo eso por el nuevo ministro del Interior que acaba de juramentar, Vicente Romero, a quien se le atribuyen vínculos con el expresidente Alberto Fujimori.
El ministro del Interior es un personaje que no se presenta ni nuevo ni extraño al Gobierno porque, si mal recuerdo, su designación se da porque se trata de una persona que también conoce el sector, y también tiene una cercanía al Presidente Kuczynski, y es por ese ámbito que podría considerarse útil y necesario.

-¿Cuál sería el peor de los casos en los que podría estar el Presidente?
Un Gobierno sin partido político, sin capacidades de poder influenciar o dialogar con otros partidos políticos, con una calle caliente por distintas razones, además teniendo un nivel de beligerancia por parte del fujimorismo al Congreso, no tiene posibilidades de sobrevivencia.

-¿Cree que hubo ese ‘canje’ entre los parlamentarios para votar en contra de la vacancia de PPK y la salida de Alberto Fujimori?
Yo creo que se han interceptado estas dos situaciones, este aparente deseo del presidente Kuczynski de otorgar el indulto con el hecho súbdito inesperado de verse sometido a una vacancia fulminante que tuvo un final de familia feliz por esta incidencia.

-El presidente Kuczynski estuvo en contra del indulto desde un comienzo, ¿por qué ahora decide estar a favor?
El tema de Fujimori es transversal de varios gobiernos, de modo que desde hace años se hablaba del indulto. En el caso de Kuczynski, él comenzó con el ‘No’ al indulto, luego fue variando la posición en el sentido que habría que buscar una solución, y una opción para él era el arresto domiciliario. Ahora, en los últimos meses, el Presidente aludía de manera torpe a este indulto humanitario.

-¿Cree que el fujimorismo respaldaría a PPK por el indulto que le ha otorgado Alberto Fujimori?
No creo que el fujimorismo se vaya a jugar por el Gobierno, porque el fujimorismo tiene intenciones de ser gobierno en el 2021 y, en consecuencia, seguramente va a tomar distancia en la medida que electoralmente cualquier vínculo con este Gobierno los desfavorece.

-Se ve una ruptura del fujimorismo entre Kenji y Keiko Fujimori. ¿Ve usted intereses políticos en esta especie de enfrentamiento?
Es evidente que para un sector del fujimorismo, particularmente para Kenji, la presencia de estos dos asesores (Ana vega y Pier Figari) es una presencia perniciosa y es un factor de distancia. Es decir, la mayor parte de la división del fujimorismo está vinculado con los niveles de influencia política que tienen estos asesores. Es un tema que se va a resolver seguramente en el corto plazo.

-Por otro lado, doctor, el tema de Alejandro Toledo se está olvidando por la coyuntura, ¿cuál es su situación?
Evidentemente ha habido una cierta ineptitud de competencia por parte judicial por un lado, no mucha voluntad por parte del Poder Ejecutivo de otro lado y, en tercer lugar, hay que señalar que la justicia americana tiene estándares bastante altos con respecto al debido proceso.

-¿Cree usted que el expresidente deba someterse a la colaboración eficaz?
No creo que Toledo esté dispuesto a eso, más bien va a esperar como se va tratando el debido proceso en el Perú.