Kenji va ganando fuerza en la pugna con Keiko

0
2940

Logra renuncias de asesores Figari y Hertz al CEN

Mientras Micky Torres pide a expresidente no participar en política y lo manda a cuidar a sus nietas

Naranja partida. Tal como informó La Razón ayer, la corriente “albertista” en Fuerza Popular empieza a tomar fuerza, con Kenji a la cabeza, y ya hay resultados en las exigencias que puso el expresidente Alberto Fujimori una vez conocido el indulto humanitario a su favor: la salida de los desleales.

Además de los congresistas Daniel Salaverry, ‘Miki’ Torres, Héctor Becerril, Rolando Reátegui, Úrsula Letona y Cecilia Chacón, dos piezas clave a las que don Alberto les había puesto la cruz son Pier Figari y Ana Hertz de Vega, quienes dejaron de ser miembros del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Fuerza Popular, según lo dio a conocer ayer el propio ‘Miki’ Torres.

“Es curioso, notamos falta de información y desnaturalización de parte de algunos miembros en Fuerza Popular: Pier Figari y Ana Vega, hace semanas han dejado de ser miembros del CEN, ese pedido es extemporáneo”, dijo Torres, tratando de minimizar las exigencias de Kenji Fujimori al interior de la bancada.

Torres, uno de los que pechó a Kenji durante el Pleno por la vacancia, además se refirió a éste en un tono algo más conciliador. “Invocaría a nuestros congresistas a referirnos a la política de una manera un poco más seria. Las caricaturas, los héroes de ficción, son mecanismos que nos ayudan a poder conversar con nuestros hijos, con nuestros niños, pero estimo que no es la forma más adecuada de referirnos a la política el día de hoy”, dijo.

Sobre Alberto agregó: “Yo espero que no (participe en política) y lo digo ahora como amigo de los Fujimori, espero que se dedique a su familia. Yo creo que sus nietas, sus hijos, su entorno, que se ha visto privado del ex presidente, se lo merece”.

Si bien Torres indicó que se encuentra “feliz” de que Alberto Fujimori haya sido liberado, señaló que “no coincido con las formas” en que se adoptó esa medida.

En ese sentido dijo que “sí se podría (iniciar un proceso disciplinario contra los congresistas que no respaldaron la vacancia de PPK) como consecuencia de que alguno de los miembros lo solicite”.

 

¿DE QUÉ SE TRATA?

Fuentes del entorno de la familia Fujimori contaron a La Razón que la separación de Figari y Hertz de Vega, si bien estaba contemplada hace unas semanas, recién se hizo efectiva tras el tuit de Kenji en el que los acusa de conspirar contra la libertad de su padre.

Una vez se dio el indulto, a la cúpula de Fuerza Popular no le quedó más que obligarlos a dejar sus cargos, pues desde la clínica Centenario de Pueblo Libre también vino la exhortación en ese sentido.

¿Y Keiko? Si bien es cierto, Figari y Hertz son dos personajes muy cercanos a la excandidata presidencial, ella habría optado por conminarlos a dar un paso al costado ante la estampida de los allegados a su hermano menor y el peso de su padre Alberto ya en libertad.

Nuestras fuentes aseguran, además, que en la cabeza de Keiko está la reestructuración de Fuerza Popular. Si bien estos ajustes no pasan por expectorar a los legisladores considerados desleales por Alberto y Kenji, sí podría dar una buena señal al quitarles todo poder en el CEN del partido naranja.

La aún lideresa de Fuerza Popular, consciente de lo que ocurre, suspendió la reunión de bancada que se tenía pactada para ayer jueves, decisión que tomó la noche del miércoles ante el nuevo escenario conflictivo.

La reunión se desarrollará ahora el próximo martes 9 de enero, fecha en la que definirán si ceden a las exigencias de Alberto y Kenji, se muestran más accesible frente a ellos o si –como lo pide un buen número de naranjas, entre ellos Torres, Becerril y Salaverry– se enfrentan a la nueva facción y los expectoran de sus filas.

 

KENJI, EL LÍDER

Para nadie es un secreto que la frustrada vacancia de PPK y el indulto otorgado a Alberto Fujimori ha fortalecido a Kenji Fujimori Higuchi, quien pudo convencer a otros integrantes de la bancada naranja de jugársela por la “democracia”.

Esto se deja ver claramente con las últimas declaraciones de la legisladora Maritza García –del grupo que voto por la abstención a la vacancia–, quien no tuvo ningún reparo al señalar al menor de los Fujimori como su líder y hasta dejó en claro que ellos están dispuestos a separarse de la facción que lidera Keiko.

“Si hay que tomar una decisión por separarnos, se tomará. Y si hay una decisión de reestructuración, de acuerdo a los parámetros que nosotros establezcamos a través de Kenji Fujimori, seguiremos juntos como bancada disciplinada que siempre hemos sido”, dijo.

 

DE CARA AL 2021

Pero no son solo los 9 fujimoristas que votaron por la abstención a la vacancia de PPK en el Pleno del pasado 21 de diciembre los que se irían con Kenji. De muy buena fuente supimos que otra decena de legisladores naranjas estarían alistando maletas, más que todo por la lealtad que siempre juraron a don Alberto.

Además, los independientes y alguno que otro de las bancadas minoritarias que están disconformes darían también un paso al costado para formar un nuevo grupo. Por ello, la primera consigna es cambiar la Ley y hacer que esta les permita confirmar una nueva bancada, con todas las prerrogativas constitucionales.

Esta sería la catapulta de Kenji, quien ya comenzó sus reuniones políticas el pasado miércoles con los “avengers”, donde se habría ya lanzado el nombre de los que se unirían a esta nueva aventura.

El silencio de Keiko Fujimori –y de sus más fervientes defensores– evidencia el mal momento por el que atraviesa la excandidata presidencial, quien estaría esperando unos días más para reunir a los suyos y ordenar nuevas directivas respecto a la posición que adoptarán frente a las cámaras.

 

(RECUADRO)

Bronca por el gabinete

Para el congresista Roy Ventura, ningún fujimorista puede trabajar para un presidente mentiroso (Kuczynski); sin embargo, su compañera de bancada María Melgarejo opinó que todos los partidos políticos deben tener algún ministro en el Gobierno.

“Los integrantes del gabinete de reconciliación no deben tener miedo a los procesos de licitación y deben tener el compromiso de seguir en su cargo cuando exista algún problema. Ahora, no creo que ningún fujimorista pueda trabajar con un presidente mentiroso”, dijo Ventura.

Para Melgarejo, su compañero de bancada Francisco Petrozzi podría ser un buen ministro. “Este gabinete debe ser integrado por todas las fuerzas políticas. Por la experiencia de la premier Mercedes Aráoz, debe continuar en el gabinete, y yo considero que Petrozzi también está preparado”, indicó.