Fujimori alista estrategia para poner orden en FP

0
4632

En medio de las disputas entre sus dos hijos

Exmandatario respalda a Kenji, pero Keiko no cederá el liderazgo

Hasta la casa ubicada el número 253 de la calle Pontevedra, en la urbanización La Estancia, en La Molina, fue trasladado desde la clínica Centenario de Pueblo Libre el expresidente Alberto Fujimori.

Se trata de un inmueble alquilado por un precio mensual de US$5.000 o S/ 16.350. Con una antigüedad de 16 años y dos plantas, consta de un área total de 1.900 metros cuadrados, 5 dormitorios, 4 baños y 4 estacionamientos.

Está ubicada en un condominio está rodeada de jardines decorados y una piscina que asemeja un lago. Tiene también chimenea en la sala, jacuzzi en el dormitorio principal, entre otras comodidades.

A la casa de La Molina llegó junto a su hijo, el congresista Kenji Fujimori. En ella la esperaban sus otros hijos Keiko, Hiro y Sachie.

Keiko difundió una fotografía en la que se le ve sonriente, aunque su padre y Kenji se muestran algo serios.

Lo cierto es que fuentes fujimoristas señalaron a La Razón que existe una fuerte tensión al interior del núcleo familiar y del propio partido naranja.

¿DE VUELTA AL RUEDO?

Nuestras fuentes señalan que, aunque públicamente se niega, Alberto Fujimori sí estaría pensando en un regreso a la política, pero no de manera activa. Esto se entiende por el gran vínculo que tiene con el menor de sus hijos, Kenji, quien en las últimas semanas ha ganado adeptos de distintos grupos, no solo al interior del partido.

Es así que sería Kenji la carta de Alberto para el 2021, como ya se ha venido especulando incluso desde hace mucho antes de otorgado el indulto. Esto, claro está, sería el punto central del conflicto existente entre Keiko y Kenji, pues ambos tienen aspiraciones para el año del Bicentenario.

A esto se suma el claro quiebre en Fuerza Popular luego de la frustrada vacancia contra PPK, y las versiones que hablan de más de 20 legisladores de la aún bancada mayoritaria que estarían dispuestos a dar un paso al costado y formar un grupo junto al engreído de don Alberto, sumándose a ellos los independientes y otros que están poco conformes con su representación partidaria.

Como lo informamos en La Razón hace unos días, la ruptura de Fuerza Popular es casi un hecho, pero lo que estaría dilatando este desenlace sería la imposibilidad de formar una nueva bancada con todas la de la Ley, pues el formar una “bancada mixta” no estaría en los planes de Kenji y su grupo, por lo que evaluarán presentar un proyecto en ese sentido.

YA EN EVALUACIÓN

Se supo que Kenji sigue en reuniones y conversaciones con quienes lo acompañarían en el nuevo proyecto político impulsado por su padre.

En ese sentido fue la reunión que tuvo el último miércoles con los que llamó los “Avengers” (vengadores), quienes votaron junto a él en abstención por la vacancia de PPK. El mensaje fue claro: tenemos luz verde del “Chino”.

Una pieza clave –según nuestros informantes– en esta nueva aventura de don Alberto sería su amigo y médico de cabecera, Alejandro Aguinaga, quien está monitoreando su salud día a día y, además, estaría en contacto con aquellos políticos algo alejados de las primeras planas pero que desde hace varios años han demostrado fidelidad a su líder.

Figuras como Martha Moyano, Luisa María Cuculiza y Martha Chávez ya habrían conversado con Alberto Fujimori sobre este nuevo proyecto. Si bien no son enemigas de Keiko Fujimori, la lealtad con su líder histórico puede más.

KEIKO NO CEDERÁ

Sin embargo, desde el entorno de Keiko Fujimori nos señalan que no renunciaría a su liderazgo en Fuerza Popular y que buscaría consolidar su bancada parlamentaria y el partido en busca de las elecciones regionales de este año y las presidenciales del 2021.

Diversas fuentes señalaron que la separación de los asesores Ana Vega y Pier Figari del Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Fuerza Popular, el “perdón” a los 10 congresistas rebeldes que desacataron la orden de apoyar la vacancia presidencial y algunas presidencias de comisiones para el periodo parlamentario 2017 – 2018 serían las únicas exigencias que cedería a su hermano.

Más aún un numeroso grupo de congresistas y dirigentes de Fuerza Popular habrían dado respaldo a Keiko ante la pretensión de su hermano de controlar el partido.

Tampoco habría “bajada de dedo” a los congresistas leales a Keiko como Héctor Becerril y ‘Miky’ Torres, quienes ‘pecharon’ a Kenji, antes de la votación por la vacancia, ante la negativa de este a votar por la salida de Kuczynski.

“Las declaraciones del congresista Miky Torres pidiéndole al líder histórico del fujimorismo no meterse en política y cuidar a sus nietos es un claro mensaje”, afirmó una de las fuentes.

En tienda keikista saben que, si el padre empieza a tener algún nivel de influencia o participación política en la agrupación, el indulto otorgado por el presidente Kuczynski por razones humanitarias será muy cuestionado.  Es decir, Fujimori no podrá tener injerencia pública. Sin embargo, son conscientes de su influencia a través de Kenji.

En tienda keikista están evaluando todos los escenarios, uno de ellos es “separar la paja del trigo”, es decir los que apoyan al “fortalecimiento del partido” y los que no.

Dicen que Keiko exigiría a sus 61 congresistas que definan de una vez quiénes están con ella de manera incondicional.