Y ahora ¿habrá tregua?

0
3389
Ricardo Sanchez Serra

Por: Ricardo Sánchez Serra

El país no puede, no debe, continuar dividido contra el fujimorismo o contra el Gobierno. Es hora del apaciguamiento, de la tranquilidad y que todos trabajen en paz.

Estamos paralizados ya muchas semanas, por el caso Odebrecht o el indulto al expresidente Alberto Fujimori.

El caso Odebrecht debe continuar su rumbo solo en el Poder Judicial y los legisladores a realizar grandes normas.

Los fujimoristas deben arreglar su propia casa. Ya se encuentra en libertad el líder histórico y muy merecido por cierto. No olvidemos que Alberto derrotó al terrorismo y la hiperinflación, entre otros actos positivos, Lo malo que sucedió en su gobierno ya los pagó.

El odio no debe continuar, solo los terroristas no le perdonan que los haya vencido y utilizan a jóvenes ilusos a quienes nunca les contaron el desastre, la hecatombe de las acciones terroristas que ensangrentaron el Perú.

Dentro del fujimorismo nos parece muy mal que se continúe saludando el indulto pero no la forma. Hay que ser contundentes, valientes y no confundir con tibiezas que aprovechan los comunistas y los desinformados.

Ahora hay que dar respiro al nuevo “Gabinete de la Reconciliación”. Deben dejar de trabajar a los ministros y recuperar el tiempo perdido. Debería haber una tregua mínima de tres meses, para recién empezar a evaluarlos.

Lo que sí la prioridad de prioridades es la reconstrucción, el despegue de la economía, luz verde a las inversiones mineras como Tía María, Minas Conga, Santa Ana, entre muchas otras.

Cambiando de tema, es una verdadera lástima que uno de los mejores ministros, como el de Defensa, Jorge Nieto, deje el gabinete. Enfrentó con eficacia el desastre en el norte, llevándose toda la gloria las Fuerzas Armadas, que se reencontraron con la población y obtuvieron su gratitud.

Fue un jefe “protropa”, privilegiando el bienestar del personal, como en el caso de las viviendas.

En el caso del accionar de las Fuerzas Armadas –conjuntamente con la policía- en el Valle de los ríos Apurímac, Ene y Mantaro (VRAEM) tuvo una labor encomiable en la lucha contra el terrorismo y narcotráfico, principalmente recuperando numerosos pueblos para el Estado y entrando al bastión terrucoViscatán.

Respetó la tan ansiada meritocracia en los ascensos militares. Impulsó la honestidad y transparencia en la Agencia de Compras de las Fuerzas Armadas y dio todo el apoyo ala labor del General FAP Carlos Caballero, quien cumple una eficiente labor comojefe de la Agencia Espacial del Perú (CONIDA).

Nieto era el ministro más político del gabinete, realizando comentarios prudentes y precisos en defensa de la gobernabilidad y del presidente Pedro Pablo Kuczynski. Sin más poder que su voz, era un primer ministro en la sombra, un verdadero pararrayos del mandatario. Un personaje que necesita todo gabinete.

@sanchezserra