Carnecitas (13-01-18)

0
5571

Salvado

En forma sorprendente, los magistrados de la Segunda Sala Penal Liquidadora, en su última audiencia, desestimaron el pedido del congresista Edwin Donayre, quien pidió un careo con el periodista Gustavo Gorriti, para que éste sustente las denuncias en su contra por el supuesto mal uso y distribución de la gasolina cuando fue comandante general de la Región Militar Sur.

Entre peritos

La Sala, en cambio, sí aceptó el pedido de un debate entre los peritos del Ministerio Público y los presentados por la defensa del General Donayre, un careo que igualmente fue resistido de aceptar por el Fiscal Superior, a pesar de que ayudaría a aclarar todo el proceso judicial que ya lleva varios años.

 Denuncias erradas

Según la defensa de Donayre, el juicio oral se encuentra en su fase final, pero les resulta sorprendente que la Sala Penal se haya opuesto al pedido de un careo con Gorriti, cuyas denuncias periodísticas, a pesar de estar equivocadas, fueron tomadas como referencia para el juicio que le siguen al general en retiro.

 Diez años

Este proceso lleva casi diez años y avanza a paso de tortuga por la falta de medios probatorios con los que cuenta el Ministerio Publico para imputarle al excomandante General del Ejército el supuesto negociado de la gasolina que era distribuida en las regiones militares del país.

Los pedidos

Y comenzaron los pedidos a los nuevos integrantes del “gabinete de la reconciliación”. El primero en pedir lo suyo fue el oficialista Roberto Vieira, quien se dirigió al aprista Javier Barreda, actual titular de Trabajo, para que derogue el DS 06-96-TR, “con el que se cometen abusos contra los trabajadores de plantas pesqueras, permitiéndoles suspender sus laborales y no pagarles hasta 180 días al año”. A ver si le hacen caso.

Marisa, Marisa

La guapa Marisa Glave ahora no solo llama la atención por ser una de las más fuertes opositoras al indulto a Alberto Fujimori, sino que ahora la representante del Nuevo Perú aparece en las páginas de espectáculos de los diarios limeños, todo por los cariños que se ven entre ella y su colega de APP Richard Acuña. Incluso ahora han mostrado otra foto comprometedora. ¿Qué dirá Brunella?

Otro Alberto

El exoficialista Alberto de Belaunde viene haciendo de todo por corregirse frente a la opinión pública, luego de deslizar una opinión en el sentido que el genocida Abimael Guzmán también merecería un indulto humanitario. “Nadie debe morir en prisión, suele ser la frase para hablar del indulto humanitario. Pero siempre hay excepciones: El genocida Abimael Guzmán es una de ellas”, dice ahora en cada intervención suya.

Oportunistas

En la marcha del último jueves se vio a perro, pericote y gato. Y es que el oportunismo político es de espanto. Uno de los que aprovechó para salir nuevamente a la palestra fue Miguel Hilario, excandidato presidencial que ya se había perdido entre muchos otros que casi nunca llegan al 1 %. Para su mala suerte, hubo un apagón en la Plaza Dos de Mayo y muy pocos lo vieron. Será para la próxima.

Ojo, ojito

Fastidiado se mostró el excomandante general del Ejército Otto Guibovich, luego que el portal Infobae publicara un informe sobre el absurdo pedido de Elena Iparraguirre para reunirse con el Papa Francisco, a quien calificaron como “la esposa del guerrillero líder de Sendero Luminoso”. “Es ofensivo leer ese desliz”, dijo Guibovich y millones de peruanos que sufrimos por la lacra terrorista. Caviares hay en todos lados.