Chía para bajar de peso

0
2540

El consumo de la chía con el fin de prevenir enfermedades cardiovasculares, reducir peso y convertirse un aliado natural contra la diabetes y el colesterol alto.

“Estas semillas tienen 38 por ciento de fibra dietética, 5 por ciento de ello es fibra soluble que protege el tracto intestinal y el aparato digestivo.  Además, su cantidad de fibra es superior a cualquier otro cereal, lo que permite ser un aliado para combatir el sobrepeso, reducir el colesterol y sobre todo prevenir el estreñimiento”, explicó la Martha Villar, de Medicina Complementaria de EsSalud.

Según la especialista, cuando se consumen semillas disueltas en agua, provocamos que la fibra se hidrate y multiplique su volumen en el estómago, lo que hará que tengamos sensación de saciedad comiendo menos.

Además, los carbohidratos de los alimentos se absorberán poco a poco impidiendo que haya apetencia por los dulces después de comer.

Actualmente, México es el principal productor de esta semilla y a nivel de la región países como Argentina, Paraguay, Bolivia, Ecuador, Nicaragua y Perú han implementado el cultivo y producción de este producto.

CONTRA LA DIABETES

EsSalud explicó que la chía contiene además un 20% de proteínas y para el caso de la diabetes, es un buen aliado para combatir esta enfermedad. En ese sentido, recomendó añadir una cucharadita de este producto en los platos de ensaladas, de frutas, verduras o cereales para que los azúcares de las comidas se absorban lentamente.

Además, el consumo de la semilla remojada en agua combate enfermedades cardiovasculares ya que cuenta con un alto porcentaje de Omega 3 que ayuda a prevenir enfermedades cardiovasculares.

De esta forma EsSalud promueve también el consumo de productos naturales fomentando así el cuidado de la salud en la población asegurada y no asegurada de todo el país.

CUANTO CONSUMIR

Una de las preguntas que muchas personas se hacen es qué cantidad de chía se debe consumir para adelgazar. Lo necesario son tres cucharadas al día de chía disecada. Cada cucharada debe contener 14 gramos y así notarás cómo esos kilitos extras irán despareciendo.