Aldo Mariátegui: “Nivel de la política nacional es una vergüenza total”

0
7845

PPK ES CAMPEÓN EN “METER LA PATA”, ALAN YA FUE Y SANTOS DEBERÍA ESTAR PRESO

Señala que “lo peorcito” se ha juntado con Kenji

Carlos Linares Huaringa

Twitter: @carloslinaresh

Aldo Mariátegui, querido por muchos y odiado por otros, analiza la coyuntura política y no duda en cuestionar duramente al Gobierno y a la oposición. Considera que PPK es campeón en “meter la pata” y que su Presidencia es muy endeble, que Alan García ya fue, que “lo peorcito” es lo que se ha juntado con Kenji Fujimori, que la izquierda en el Ejecutivo destrozaría el país, que el nivel de la política nacional es vergonzoso y que Gregorio Santos debería estar preso.

-¿Cómo ve la situación de Pedro Pablo Kuczynski tras el frustrado pedido de vacancia?

Pedro Pablo Kuczynski, como ese hombre que está al pie de la tumba, con un pie sobre un patinete y con un plátano debajo, tiene la situación muy complicada. Es un Presidente que no tiene apoyo en ningún lado. Ha sido muy hábil en pelearse con todo el mundo y le queda mucho tiempo por delante para acabar la Presidencia, sin apoyo significativo por ningún lado. Y sin maña política, porque si tú me dijeses “bueno, no tiene apoyo, pero es un tigre, sabe defenderse, ok”, pero tampoco. El peor enemigo de Kuczynski ha sido él mismo. Es campeón en ‘meter la pata’. La gran ventaja que tiene es esta bronca interna del fujimorismo, que nos ha distraído, y los precios espectaculares del cobre y el zinc que nos han evitado una recesión. La economía se va a enfriar mucho, deberíamos estar creciendo mucho más porque son precios muy buenos, y hacen que la situación económica la estemos bandeando. La recaudación fiscal va a ser su talón de Aquiles, ha caído mucho y hay que tener cuidado porque los déficits se están volviendo preocupantes.

-¿Existe la posibilidad de que PPK no termine su Gobierno en el 2021?

PPK es un organismo débil que hasta una gripe lo puede matar, políticamente hablando. Entonces, un organismo tan débil como él, con las defensas tan bajas, cuidado, cuidado. Es muy endeble su Presidencia.

-¿Se negoció el indulto de Alberto Fujimori?

De todas maneras.

-¿Eso no garantizaría un respaldo del fujimorismo al Gobierno?

No, solo de una facción. Estamos hablando de una facción que tiene diez congresistas. Entre paréntesis, de la peor calidad. Lo peorcito se ha ido con Kenji, ninguno brilla por sus calidades intelectuales, muchos de ellos tienen juicios. Más es el problema y la distracción que le generan a Keiko, que el poder mismo que tiene la “bancada” de Kenji.

-¿Esta pugna interna puede acabar en el quiebre del fujimorismo?

Podría darse, porque parece que la bronca va en serio. Ambos lados tienen posiciones maximalistas. Kenji quiere la salida de estos asesores y Keiko ha considerado como una traición lo que le ha hecho este grupo. No sé si el patriarca [Alberto Fujimori] va a poder solucionar la bronca entre los dos hijos, pero hay una lucha cainita, una lucha fuerte.

-¿Kenji y su grupo deberían ser expulsados?

Yo no mando en el fujimorismo y no voy a decir qué hacer en la política interna con cada uno de ellos, pero en un partido político lo normal es que se castigue la indisciplina, aunque imagino que harán gradualismos. Algunos congresistas no querrán que se vayan, entonces les darán castigos más leves a unos que a otros. Lo que sí es lamentable es el nivel político de Kenji, porque hace política con dibujos animados como Los Avengers. Imagínate a Belaunde o Haya de la Torre con Mickey Mouse. Es realmente vergonzoso el nivel al que ha llegado la política en el Perú.

-¿Hay una estrategia detrás?

Sí. Hay alguien que ha hecho eso, pero me parece un poco infantil. Dice poco de Kenji y poco del público peruano que estemos a ese nivel en la política. Es realmente penoso.

-¿Dada esta pugna, cree que el 2021 se verá candidateando a Keiko o a Kenji?

Podrían ser los dos. No sé en qué va a acabar este pleito.

-¿Cuál es la peor amenaza para el país el 2021? ¿Qué escenario?

Bueno, como de costumbre, por un lado tienes a los rojos. Sube uno de estos rojos y te destroza el país: tienes a Gregorio Santos, Verónika Mendoza, Marco Arana. Y luego, podría haber un outsider. El problema es que podría haber un outsider radical, que no sean ellos sino hasta peor. En el Perú puede salir de presidente hasta el Pato Donald, pueden elegir a cualquiera.

-Algunos señalan que la amenaza podría ser Antauro…

Imagínate. Antauro tiene rasgos de sicópata. No sé, el pueblo peruano ha hecho cada cosa que hasta podría elegir a Antauro. A estas alturas no me sorprende nada.

-¿Alan García tiene opciones políticas?

Lo veo complicado. Creo que Alan ya fue. Ahora, no hay muertos en política, en el Perú nunca se sabe, pero dicho esto, además de que Humala lo demolió eficazmente con el tema de los narcoindultos, su lenguaje es como obsoleto para un joven el día de hoy, es muy ampuloso, no sé si ya llega a la gente joven.

-¿Este distanciamiento con la gente joven es lo que ha motivado las pugnas en el Apra?

Me sorprende la situación del Apra, un partido que era muy disciplinado, que podía tener mil problemas pero siempre estaban unidos como una piña. Con estos dimes y diretes en público, Haya de la Torre se volvería a morir. El “disciplina compañero” era la frase por excelencia del Apra. Sorprende que si había un acuerdo de bancada, Del Castillo y Luciana León lo desconozcan. Eso es inaceptable en el Apra.

-Tanto el tema de la vacancia como el posterior indulto a Fujimori han generado estos conflictos partidarios. En ese escenario, ¿cómo ve la situación de Nuevo Perú?

Nuevo Perú ha hecho el ridículo más absoluto. Primero estaban apoyando a PPK a sabiendas que él estaba súper implicado en el tema de Westfield. Ha defendido a PPK y luego PPK se ha limpiado con ellos porque después ha dado el indulto. Y ahora quieren solucionar eso haciendo marchitas y caminatas por el Centro de Lima. Pero en realidad han demostrado tener poco olfato político. Además, salen exigiendo moralidad. Primero que se vea el caso de las inscripciones de Verónika Mendoza, de su lideresa, en las agendas de Nadine. Con número de cuenta y esa es su letra. Entonces, cuando Marisa Glave exige moralidad, uno dice ‘ella trabajó con Villarán’, ¿qué moralidad puede exigir?

-Tras conocerse las revelaciones del caso Lava Jato, ¿cómo queda la izquierda?

Los de la izquierda han sido por años los pontífices, los que nos sermoneaban a los demás, y están metidos hasta las narices en el tema de Villarán, OAS, Odebrecht, y todos estos contratos tan discutidos de la Municipalidad de Lima. Después tienes a Gregorio Santos que debería estar preso por todo lo que hizo en Cajamarca, después tienes a Verónika Mendoza con su letra escrita en la libreta de Nadine [Heredia]. Entonces, que hagan marcha contra eso.

-¿Esa es la hipocresía de la izquierda a la que se ha referido anteriormente?

Hipocresía total y la condescendencia que hay hacia la izquierda por muchos sectores, comenzando por la prensa. Tenemos muchos colegas que le pasan todo por alto porque necesitan como un certificado de buena conducta de la izquierda.

-¿Cómo interpreta que Gregorio Santos aparezca junto a Verónika Mendoza?

Repugnante, porque además de que se odian y son enemigos políticos, el hambre y la necesidad se han juntado. Es para reírte porque Mendoza es la gran monja del puritanismo en el país y está sentada junto a un hombre sobre el cual hay vouchers, audios, transferencias y todo para probar que Santos está metido hasta las narices en una red de corrupción que hubo en Cajamarca, ha estado preso 25 meses y no está libre por inocente sino porque pasó [el plazo de] la detención provisional. Y Santos tampoco le pregunta a ella por sus anotaciones en la libreta de Nadine, y están ahí los dos sentaditos, pero así es la política.

-Algunos temas de coyuntura han opacado otros más relevantes como la situación de Gabriel Prado y Susana Villarán…

El juez ha sido tremendamente generoso con ellos, solamente les ha dado comparecencia, mientras con otros ha sido severamente duro. De Prado está su nombre en una cuenta afuera, ¡por Dios!, ¿qué esperan?; y en el caso de Villarán también, pese a un montón de indicios. Y les han dado solo detención provisional, mientras que a otros los meten presos. Así es el Perú.

-El 27 y 28 de febrero Barata confirmará o descartará todo lo que se ha señalado.

Después del carnaval van a recibirlos [a los fiscales] y ahí veremos qué le preguntan y qué contesta.

-El portal argentino Infobae denunció coordinaciones entre la embajada de Corea del Norte en Lima y Patria Roja, que incluían acciones contra familiares de la delegación estadounidense en el país.

Me cuesta creer que Patria Roja esté metida en ese tema. Si en la época más dura no entraron a la violencia, en estos días metidos en un atentado con Norcorea me parece un poco descabellado. Por el lado de los norcoreanos sí los creo capaces de cualquier cosa. Por Patria Roja no creo, porque se han aburguesado bastante, están con la Derrama y no los veo en plan violento. Tampoco soy abogado de ellos y habría que ver qué ha pasado ahí.

-¿Qué opina de las propuestas del Ejecutivo para generar un incremento de la economía?

El Ejecutivo está muy preocupado por el tema de la recaudación y lo dijo la ministra [Claudia] Cooper. Ha bajado mucho la recaudación y el déficit fiscal está en tres puntos, que es muy alto y muy peligroso. Tenemos un buen empuje por el lado del cobre, que ha subido mucho de precio. El zinc ha duplicado su precio y el oro no anda mal. Los metales que siempre nosotros denostamos son la salvación del Perú. Eso nos ha dado un respiro. Eso significa más dólares en el país y dólares más baratos y eso, a su vez, un nivel de vida más alto por las importaciones más baratas. Eso nos da un aire pero hay mucha incertidumbre. Acá el gran motor de la producción interna es la inversión privada y la pública solo el 20 % o 25 %. Y la inversión privada está con miedo por la inestabilidad política. Necesitan sacar adelante Michiquillay como sea, creo que la gran ocupación del Gobierno es que ya se subaste esta mina y Quellaveco. Ambas son las dos grandes tareas de Kuczynski si quiere tener inversión grande y movimiento del PBI.

-¿Hay alguna amenaza de protesta social que pueda afectar alguno de estos proyectos?

No. Sobre todo Quellaveco es un proyecto que ya está bien ordenado. Su problema es que Anglo American no ha tenido plata para iniciar el proyecto. En el caso de Michiquillay hasta el momento no, pero ahí se perdió una gran oportunidad por la misma burocracia porque el grupo Votorantim pidió desarrollarlo y ProInversión le hizo la vida imposible.

-En un inicio se generó mucha expectativa en torno a Alfredo Thorne en el MEF, a inicios del gobierno de PPK. ¿Cómo definiría su gestión?

Se esperó mucho más de él, frenó inútilmente la economía cuando recién empezábamos. Hizo unos cambios tributarios que han sido desafortunados y se metió tontamente en el tema de Chinchero, inmolándose por Kuczynski.

-¿Cómo ve a este nuevo gabinete denominado de la reconciliación?

Aráoz se queda en el gabinete porque evidentemente Kuczynski no quería ir a la cuestión de confianza. Cambiar de primer ministro era jugártela y que el Congreso no te dé la confianza por un tema político que ya estaba movido. El resto de ministros es lo que han conseguido. Les ha costado mucho conseguir gente porque el Gobierno está con todos estos problemas políticos.

-Usted ha cuestionado seriamente al juez César San Martín, ¿por qué?

Fui al Poder Judicial, hice una acción de amparo, demoró más de tres años en contestarme. Y cuando me contestó le dieron la razón a San Martín, porque se mueren de miedo de él. Eso fue en primera instancia y he vuelto a apelar, pero no tengo grandes esperanzas. En un PJ con San Martín adentro no tengo ninguna esperanza. Me he quejado por otro lado en el Consejo Nacional de la Magistratura, pero está avanzando a paso de tortuga. No hay la voluntad de meterse en el tema.