A cuidar los ojos del sol

0
2515

Los daños que sufren nuestros ojos, por la exposición prolongada a la luz del sol, podrían ocasionar desde la aparición de pterigión (carnosidades), cataratas, inflamaciones y enrojecimientos hasta enfermedades irreversibles como la ceguera y el cáncer a los párpados. Así lo advirtió la oftalmóloga de  EsSalud, la Dra. Janet Osorio.

RAYOS UV

La especialista explicó que estas patologías a los ojos se originan por la sobrexposición a la radiación ultravioleta sin ninguna protección que, en la mayoría de los casos, trae como consecuencia que más personas sufran de problemas en la visión ya sea temporal o permanente.

“Existe la mala costumbre de salir a las calles sin usar lentes de sol, provocando con el tiempo diversas patologías que se inician con una simple irritación, escozor y/o enrojecimiento de los ojos”, agregó la Dra. Osorio.

Advirtió que es nocivo estar expuestos al sol por mucho tiempo, debido a que podría ocasionar degeneraciones en la piel de los párpados, quemaduras en las corneas, lesiones en las retina y crecimientos anómalos de pterigión que conllevan a casos irreversibles de ceguera y mutaciones como el cáncer.

Las secuelas más comunes son el pterigión, que consiste en el crecimiento anormal de tejido sobre la córnea, el cual avanza con tiempo hasta invadir el ojo. También están los casos diagnosticados de cataratas, los cuales afectan a los adultos mayores.

CÁNCER

También podría ocasionar el cáncer al párpado, el cual se origina por un daño acumulativo e irreversible en el tiempo, cuyas señales son confusas porque pueden presentarse como simples orzuelos o inflamaciones. Sin embargo, también presentan sangrado, bultos, cambios de color de piel y caída de pestañas.

RECOMENDACIONES

La especialista indicó que, para hacer frente a estos ataques solares, la palabra clave es la prevención y, por ello, aconseja a la población a usar lentes de sol con una protección al 100% de la radiación ultravioleta.

Asimismo, recomienda no salir a las calles en horas punta donde se intensifique el sol, es decir de 10 a.m. a 4 p.m.

“Si lo hacen deberán aplicarse bloqueador solar en los párpados y utilizar gorras para protegerse”, dijo.

Se recomienda usar gorros, sombreros o viseras de ala ancha; así como higiene permanente con el lavado de manos y corte periódico de uñas.

 

Acudir solo a playas y piscinas que cumplan con las normas de bioseguridad.  Recalcó también que no se debe ingresar a ellas con lentes de contacto.

Es necesario realizar una evaluación oftalmológica a todo niño desde los seis años de edad.