Acusan a SBS y MEF de querer ocultar millonario ‘faenón’ con cierre de Agrobanco

0
2016

Proceso de liquidación serviría para tapar investigaciones por falta de control, señala Pariona

El congresista Federico Pariona (Fuerza Popular) señaló que el eventual cierre de Agrobanco, promovido por la Superintendencia de Banca y Seguros (SBS) y el Ministerio de Economía, buscaría tapar investigaciones en curso por falta de control de ambas instituciones.

Apuntó que durante la dirección de Agrobanco a cargo del economista Hugo Wiener durante el gobierno del expresidente Humala, la institución inició “un desordenado e irresponsable crecimiento de sus colocaciones, pasando en un año de 400 a 1,600 millones (de soles), para lo cual endeudaron al Banco con la Banca Comercial en 1,000 millones de soles”.

Acusó que esta gran cantidad de dinero fue “regalada” a 37 grandes empresas agroindustriales que hasta hoy acumularían una deuda de más de 800 millones de soles, lo que significaría el 65% de la cartera de colocaciones de Agrobanco.

Agregó que solo tres años después de la entrega de estos préstamos, y ante la falta de pago por parte de los prestatarios, la nueva administración inicio acciones judiciales para recuperar el dinero, denunciando a 16 ex funcionarios de Agrobanco entre directores y gerentes.

“Además, la SBS se acordó finalmente de su rol de ente supervisor y en un solo año (2017) obligó a Agrobanco a sincerar sus cuentas, a pesar de que en las visitas anuales efectuadas durante el gobierno humalista nunca objetara las irresponsables decisiones de la administración de la institución”, complementa, según la Agencia Agraria de Noticias.

En su análisis, Pariona señala que este sinceramiento requirió que el banco declare una morosidad de 38% y asuma una pérdida operativa de más de 330 millones de soles, dejando a la organización al borde la quiebra, con todas las condiciones para ser intervenida y cerrada por la SBS. “Es decir, los cómplices de ayer, son los verdugos de hoy”.

Sin embargo, el parlamentario afirma que la situación estaría mejorando y que fuentes del propio banco le habrían informado que la morosidad se redujo de 38% a 30% en los últimos dos meses y que, como consecuencia de un agresivo plan de rescate instaurado por la actual gestión, el deterioro patrimonial se habría revertido, impulsado por una, ahora sí, eficiente gestión de cobranza de los créditos.

Es a partir de este escenario que apunta al MEF: “Esta situación no habría sido del agrado del MEF y la SBS, quienes quieren enterrar en un conveniente proceso de liquidación el desastre de la gestión 2013-2016”.

¿Cuál sería la motivación para esto? Según Pariona, la SBS nunca alertó al Estado de lo que ocurría en Agrobanco entre 2013 y 2016, permitiéndole incluso realizar masivas reprogramaciones de créditos vencidos para ocultar la morosidad real de los “créditos Wiener”.

Para evitar este descrédito, la SBS estaría presionando al MEF con el fin de cerrar el banco y no tener que dar explicaciones de su falta de control.

Y hay más, pues de acuerdo a esta interpretación de los hechos, el MEF también estaría presionando para proteger a los ex directores que designó en Agrobanco y que hoy son funcionarios de dicho ministerio.