Concentración de farmacias: riesgo está en la distribución

0
1886

Química Suiza les vende tanto a grandes como a pequeñas farmacias

 

La adquisición de Quicorp –conformada por Química Suiza, Mifarma, Fasa y BTL– por parte de los propietarios de Inkafarma ha dado lugar a una serie de especulaciones sobre posibles conductas anticompetitivas, ya que ahora un solo grupo empresarial controla las más grandes cadenas de farmacias del país.

Al respecto Andrés Calderón, experto en Derecho de la Competencia y Regulación, señala que hay una preocupación válida si enfocamos el tema por el lado de Química Suiza, ya que es una de las mayores distribuidoras de medicamentos en el país y vende productos de diferentes laboratorios tanto a grandes cadenas como a boticas independientes.

Citó por ejemplo el caso de un medicamento de uso común como el paracetamol. El riesgo sería que esta gran distribuidora dé un precio preferencial para Mifarma e Inkafarma, mientras que a las otras boticas se los vende a un costo mayor. Esto podría hacer que las boticas quiebren, al no pueden competir por precios con las cadenas.

“Lo que tiene que vigilar en este caso Indecopi es que, a nivel de relación entre los distribuidores y los puntos de venta, se dé un trato no discriminatorio, para que todos puedan competir por precio. En cualquier mercado puede existir un dominante (cervezas, banca, telefonía, etc.), pero se tiene que vigilar que no hayan efectos exclusorios de la competencia”, sostuvo el profesor de la Facultad de Derecho de la Universidad del Pacífico.

De otro lado, opinó que las cadenas del grupo Intercorp tampoco van a poder poner el precio que se les antoje sin pensar en el efecto que puede tener ello en los consumidores, ya que estos podrían migrar sus demandas hacia otras cadenas más pequeñas o a boticas independientes.