Bombardeos del régimen sirio dejan 47 civiles muertos cerca de Damasco

0
1832

La ONU investiga presuntos nuevos ataques químicos en Siria

Al menos 47 civiles, entre los cuales 10 niños, murieron en bombardeos contra el enclave rebelde de Guta Oriental, cerca de Damasco, este martes, día en el que la ONU abrió una investigación sobre presuntos ataques químicos del gobierno sirio.

La Fuerza Aérea siria bombardeó este martes ese bastión rebelde, indicó la organización Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

Además de estas (47) víctimas, “hay al menos 19 personas aún bajo los escombros, en tanto numerosos heridos se encuentran en estado crítico”, tras estos ataques contra varias localidades de la Guta Oriental, precisó el director del OSDH, Rami Abdel Rahman.

En la localidad de Saqba, el cuerpo de socorristas Cascos Blancos sacaron entre los escombros a una niña con el rostro ensangrentado.

En Kafr Batna, un mercado situado cerca de una escuela fue totalmente destruido.

Guta Oriental, sitiada por las fuerzas del régimen desde 2013, es bombardeada casi todos los días. Los casi 400.000 habitantes sufren ya a diario escasez de alimentos y medicinas.

Las últimas semanas el régimen intensificó sus bombardeos en ese enclave, así como en la provincia de Idlib, otro bastión rebelde del noroeste de Siria.

El lunes, 31 civiles murieron en ataques del régimen contra Guta Oriental, y 16 personas murieron en Idlib, según el OSDH.

Esas dos regiones forman parte de las cuatro zonas de distensión instauradas en Siria para obtener una tregua en los combates. El conflicto que desgarra Siria desde 2011 ha causado más de 340.000 muertos.

Por otro lado, la ONU dijo está investigando el presunto uso de bombas de gas cloro en las localidades sirias de Saraqueb, en la provincia de Idleb, y en Duma, en la región de Guta Oriental.

El presidente de la Comisión Independiente de Investigación para Siria de la ONU, Paulo Sérgio Pinheiro, señaló que ha recibido múltiples informaciones “sobre el presunto uso de bombas que contenían (gas) cloro” en esas localidades.

En septiembre pasado, la Comisión de Investigación de la ONU para Siria halló responsable a la Fuerza Área siria del ataque con gas sarín efectuado en abril en la localidad de Jan Shijún.

Pinheiro expreso “su profunda preocupación” por la escalada de la violencia en la gobernación de Idleb y en Guta Oriental, donde en las últimas 48 horas el alcance y la dureza de los ataques han causado varios muertes de civiles y ataques aéreos que habrían alcanzado a al menos tres hospitales en Maaret al Nuaman, Kafr Nabl y Mardikh.

“Desde comienzos de año el aumento de la violencia en Idleb ha provocado el desplazamiento interno de más de 250.000 civiles”, denunció el presidente de la Comisión de Investigación de la ONU, quien calificó de “burla” las zonas de distensión en Siria dirigidas presuntamente a proteger a la población civil de bombardeos.

Guta Oriental por su parte, se encuentra en su tercer año bajo asedio en los que casi 400.000 civiles, entre ellos niños, han tenido “poco acceso a asistencia básica como alimentación, medicinas y otra ayuda vital”, señaló la Comisión.