“Si Maduro quiere venir, que venga, acá lo esperamos sin temor”

0
1209

Luis Gonzales Posada pide no amilanarnos

 

Excanciller está seguro que mandatario venezolano demostrara en Lima que solo sabe insultar y amenazar.

REYNA CÁRDENAS A.

La posible participación de Nicolás Maduro en la Cumbre de las Américas de Lima ha generado gran rechazo en los peruanos, por lo que significa tener en nuestra tierra a quien ha sumido a Venezuela en la crisis más grande su historia. Frente a ello, el excanciller Luis Gonzales Posada pidió no amilanarnos y hacerle frente como país democrático.

-¿Qué opina sobre la moción que quiere presentar el Congreso para declarar persona non grata a Nicolás Maduro si viene a la Cumbre de las Américas?

Esa moción reflejaría el sentimiento del pueblo del Perú, el sentimiento de rechazo al jefe de una dictadura que ha cometido numerosos asesinatos, torturas y encarcelamiento de opositores, y que ha conducido a su país a la mayor pobreza de su historia. Este personaje [Maduro] ha envilecido la política y además ha contado durante largo tiempo con aliados diplomáticos corresponsables de lo que está ocurriendo en Venezuela, como es el caso del señor Lula en Brasil, la señora Kirchner en Argentina y Correa en Ecuador. De tal manera que viene a nuestro país en el peor momento de su vida política, cuando 28 países europeos más Estados Unidos y Canadá han vetado el ingreso a sus territorios de todas las diligencias del gobierno y además han congelado sus bienes. Inclusive, el gobierno de Costa Rica ha prohibido el ingreso del general Padrino, ministro de Defensa, a su país. Esa es la circunstancia que vive Maduro, la crisis más espantosa que se recuerda en América Latina.

-Perú es un país democrático, y cuando hay un evento de esta naturaleza, ¿tiene que cumplir con invitar a todos los jefes de Estado?

Es obligatorio, no hay forma de evadirlo, pero hay que ser bien caradura para venir a nuestro país a ver a presidentes a quienes ha acusados de ladrones, ineptos, asesinos, miserables, como ha hecho con los jefes de Estado de Argentina, de Brasil, de Chile, de Colombia y de Perú. Pero la presencia de Maduro en este evento va a permitir proyectar al mundo la dimensión de la tragedia venezolana y los actos abominables que ha cometido su gobierno contra miles de personas.

-¿Qué esperar de Maduro en esta Cumbre?

Nosotros ya estamos acostumbrados a que todas sus respuestas sean insultos, groserías y amenazas, de tal manera que no nos intimida el lenguaje procaz que siempre ha caracterizado al chavismo. En todo caso, si quiere venir, acá lo esperamos sin ningún temor, porque los insultos demuestran la fragilidad psicológica de las personas y no hay que amilanarnos ante eso.

-En general, han sido varios organismos que han demostrado poca o nula capacidad de reacción ante la crisis en Venezuela.

Ese ha sido el gran aporte de Maduro: demostrar la ineficiencia de los organismos internacionales. Qué hace el Unasur, nada. Qué hace la llamada CELAC, que es el grupo de Estados Latinoamericanos y el Caribe, nada. La OEA está bloqueada en este tema. Y tenemos diversos organismos que simplemente existen en el papel, pero que no hacen absolutamente nada, como el Parlamento Andino, el Parlamento Latinoamericano, el Parlamento Amazónico, el Parlamento Indígena, que se reúnen solo para fechas protocolares pero no para atender temas absolutamente trascendentales para la democracia y para la soberanía parlamentaria.

-Entonces, ¿para qué están?

Son instituciones que deben hacer cumplir los principios democráticos y que cuestan una inmensidad de dinero a nuestros pueblos. Solamente la Corte Penal Internacional, desde sus orígenes, ha generado gastos por 1400 millones de dólares, y mantiene cerca de 800 personas de 90 nacionalidades. Y no se atreven a mandar si quiera un fiscal a verificar la situación de los derechos humanos en Venezuela. Entonces yo tengo todo el derecho de preguntarnos qué hacemos metidos en la Corte. Entonces, todo esto también debe servir para reflexionar sobre las normas internacionales que están existiendo.

-¿Qué opina de la marcha que están alistando los venezolanos en el Perú durante la cumbre?

Me parece muy bien, este es un país democrático. Acá no estamos en Venezuela, donde existen los colectivos, que son matones asalariados que agarran a palazos a las personas que quieren protestar. Acá la democracia se ejerce plenamente.

 

OEA con las manos atadas

-¿Por qué la OEA está bloqueada con respecto a Venezuela?

Está bloqueada por sus propias normas. La OEA tiene misiones importantes, como la llamada veeduría electoral, a través de la cual manda técnicos a un país donde se realiza un proceso electoral para garantizar que sea correcto, con 270 misiones electorales hasta ahora. Está la Comisión de Derechos Humanos, que debe trasladarse al lugar donde están produciéndose esas violaciones. Muy bien, pero la misma norma de la OEA dice que para que haya veeduría electoral o para trasladarse a un país para verificar los derechos humanos esto tiene que autorizarlo el gobierno, y en el caso de Venezuela no autorizan ni lo uno ni lo otro.