(ENTREVISTA) Ismael La Rosa: “No puedo concebir que le hagan daño a un niño”

0
2070

Alza su voz de protesta en contra de los actos de acoso y abuso sexual.

Por: Patricia Lobato Delgado 

La Razón conversa con el reconocido actor Ismael La Rosa, quien manifiesta su repudio contra los casos de abuso y acoso sexual, que en los últimos meses han puesto en alerta no solo a nuestro país, sino a todo el mundo. Además, el también presentador cuenta detalles de su nuevo proyecto  “Kontenedores”, idea que nació junto con su esposa Virna Flores en Estados Unidos y que decidieron plasmarlo en  nuestro país.

Últimamente las principales noticias nacionales e internacionales han sido temas de acoso y abuso sexual en el cine, teatro, deportes, etc…

Es un tema delicado. Antes mucha gente callaba por temor al escándalo, al miedo o a la repercusión, ahora la gente se está enfrentando más. Hasta ahora no comprendo, no puedo concebir que haya gente que pueda hacer daño, principalmente a los niños. Lamentablemente es algo que sucede y que definitivamente tenemos que hacer algo. Debemos cuidar a nuestros hijos y enseñarles a que nos cuenten las cosas, que no se queden callados. No necesariamente el maltrato tiene que ser de un adulto a un niño, puede ser entre niños, en el colegio siempre hay alguien que quiere abusar de forma psicológica. Ahora es diferente, hay una concientización mucho más profunda de los temas de “bullying”, maltrato y acoso.

¿Qué es lo que quieren generar con el proyecto “Kontenedores”? 

Que la gente entienda que la educación, a través del entreteniendo y el arte,  es fundamental. Cuando hay arte y cultura en la familia, definitivamente genera una elevación de conciencia. Es una de las razones principales por las cuales hacemos “Kontenedores”, que es un espacio de entreteniendo artístico cultural y familiar que promueve los valores mediante el arte sano, es muy divertido. Queremos generar a través de la cultura un cambio.

¿Cómo surgió la idea de “Kontenedores”?

Cuando estábamos en Miami fuimos a ver un formato de obras cortas, de 15 minutos de duración, dentro de contenedores de barcos. Cuando lo vimos nos enamoramos. En este momento tomamos la decisión de venir a Lima y traer todo lo aprendido durante los 11 años que hemos trabajado en los canales más importantes de Estados Unidos. Y ahora el proyecto se encuentra en el Boulevard de Asia.

¿Qué dudas tuvieron al traer esta propuesta al Perú?

No es que tuvimos dudas. Nosotros tomamos la decisión bastante rápido. Al final, el destino nos fue empujando a quedarnos. El plan no fue inicialmente ese. Si me preguntas: “¿te quedarías  para siempre?, mi respuesta es no, el “para siempre” es algo muy grande y vamos fluyendo en nosotros en el camino. Por el momento nuestros hijos están felices y nosotros ya sacamos “Kontenedores” en Asia, y el plan es tener una sede fija en Lima.

Ustedes  que han vivido muchos años fuera del país y  ahora que están de regreso, ¿Cómo ven el tema de las producciones nacionales, qué creen que les falta para que puedan tener ese despegue?

Yo creo que lo más importante es que está creciendo mucho. Acá hay una diferencia, está el mercado cinematográfico y el televisivo,  creo que todo está mejorando en producciones a todo nivel, pero definitivamente nos falta o está en proceso de consolidarnos como industria, es por ejemplo, que los canales de televisión apuesten a realizar más ficción con una calidad internacional. Está faltando hacer alianzas con países como México y Estados Unidos, que nos permitan mover nuestros proyectos fuera del país, para volver a mover el nombre del Perú en el mercado internacional de la producción.

Virna y tú conforman una de las parajes más estables de la farándula peruana, llevan juntos 20 años, ¿esto fue amor a primera vista?

No para nada (risas). Al principio yo no le caía bien a Virna, estaba cerrada a conocerse  o simplemente no le gustaba, poco  a poco me fui haciendo su amigo, donde pongo el ojo pongo la bala (risas), y fue cayendo en mis redes.

¿Cuál es el secreto de tantos años de relación?

Definitivamente estar dispuestos a aprender, crecer y a cambiar juntos. Mantener los cinco pilares de una relación: el respeto, la confianza, la comunicación, la pasión y el amor. No hay relación perfecta, todas tienen altos, bajos y subterráneos. Tenemos claro que queremos una familia consolidada, tenemos muchas metas en conjunto, pero igual hay que seguir trabajando en la relación, no tenemos una relación perfecta, somos una familia imperfectamente feliz.