“La fuerza de mis manos”

0
809

 

 

Qué esperan estas manos que se voltean para conversar con D-os.

Quedando con las palmas hacia arriba queriendo vestirse de cielo azul… con historias en un tiempo que las delata.

Se quedan mirando hacia arriba, esperando pacientemente a que los espacios las atrapen, con o sin ausencias, aquellas que prometieron regresar.

¡Qué esperan mis manos…!! Cuando se cierran

de un solo puño y no quieren abrirse.

Cada línea cuenta una leyenda.

¡Qué esperan las manos…! Cuando el vacío se hace nada y el aire se chorrea por los dedos

entre los huecos.

Se refugian en los bolsillos de la chaqueta negra, para atrapar los personajes que se a recuestan a las orillas del pensamiento…

¡Qué esperan estas manos…!

Que acariciaron, que agonizaron, que recogieron, que alcanzaron. Y arrancaron el estiércol que a veces se pegotea en cualquier azar.

Cuando transitan expuestas en los corredores,

donde el viento suele pasar, tan al intemperie,

tan del ocaso, tan de cualquiera.

 

Fotografía, fuente: Camelia Dina Dervily