Retirados de FF.AA. anuncian marcha al Congreso en defensa de sus derechos

0
3810

Asociación de excombatientes de promociones  1978, 1981 Y 1995

 

Este 19 de febrero realizarán paro frente al Legislativo porque congresistas no quieren hacer cumplir la Ley 3064

Hilter Suárez Peña, presidente de la Asociación de Excombatientes de las Promociones 1978, 1981 y 1995 a nivel nacional, anunció un paro definitivo frente al Congreso de la República el día 19 de febrero a las 10 a.m., ya que consideran que los parlamentarios no quieren hacer cumplir la Ley N°30641. Esta norma modificó el artículo 10° de la Ley N° 24053, ley de la campaña militar del 1941, que reconoce beneficios económicos y otros, como fueron favorecidos en 1933 y 1941; para que también sean beneficiarios los excombatientes del Cenepa.

“Sin embargo, el Comando Conjunto de las FFAA. y el Ministerio de Defensa nos han discriminado, y en tal sentido, se hace un llamado a todos los excombatientes de las promociones antes indicadas a unirse a este paro frente al Congreso, porque es la única forma de que nuestras autoridades nos escuchen”, subrayó.

 

LA PACIENCIA SE VIENE AGOTANDO

Según el presidente de esta asociación de excombatientes, son dos años de lucha social y hasta ahora no han sido escuchados.

“No es justo que nosotros, soldados peruanos que estuvimos frente a frente al enemigo en aquellos años con Ecuador y siendo la reserva moral del país, estemos discriminados. Hemos dejado al país en paz, gracias a nosotros estos gobiernos y ustedes, lectores, disfrutan de esta paz y tranquilidad que hoy tenemos. Sin embargo, ahora que existe la ley N° 30461 que modificó el artículo 10° de la ley N° 24053, y pese a nuestros reclamos ante el Comando Conjunto de las FFAA. y Ministerio de Defensa, se nos niega este derecho ya ganado”, resalta Suárez Peña.

Para este paro los excombatientes coordinaron con el congresista Marco Miyashiro, a quien le hicieron llegar una carta poniéndole en conocimiento sus reclamos, ante lo cual “nos ha brindado su total respaldo y esperemos sea así”, agrega Suárez.

Esta agremiación sostiene que esta ley reconoce beneficios económicos y otros a todos por igual y en ninguna parte dicha norma legal dice o precisa que se les deberá pagar a la ley N° 25611.

Es por eso que los exmilitares reclaman que el Comando Conjunto, en complicidad con el Ministerio de Defensa, habrían pagado en forma irregular, “es más este mismo ministerio (Defensa) en años anteriores sacaron otra ley, la N° 29562 precisando que, como movilizados, según su entender solamente merecemos un diploma, una medalla y un carnet”, denunció Suárez.

Los excombatientes reclaman un trato justo e igualitario, y denuncian un maltrato de parte de los gobiernos de turno.

“Si nosotros reclamamos un derecho es porque lo merecemos, porque lo difícil ya lo hicimos, lo imposible lo haremos y esperamos que nuestras autoridades nos den solución a nuestros reclamos. Cabe anotar que ya contamos con garantías para dicho paro”, agrega el líder de los licenciados de las FF.AA.

 

RECONOCIMIENTO

A raíz de su lucha social, fueron invitados del 20 de enero al 23 de enero del 2018 a Quito, por parte de los veteranos de guerra de Ecuador. Ellos fueron recibidos y condecorados por las autoridades de turno, siendo así que el alcalde de Quito, Dr. Mauricio Rodas Espinal, los reconoció como huésped ilustre de la ciudad de Quito; con diploma de honor de las misiones fuerzas de paz por parte de su presidente, Jorge Enrique Rojas; diploma del Consejo Provincial de Pichincha, diploma dimensión y honor, diploma del embajador de paz social por el obispo Jorge Acuña Guevara, diploma de mención de honor de la Federación Nacional de los Veteranos de Guerra de Ecuador, y entrega de un banderín de la hija de un veterano de Ecuador como símbolo de paz.

Suárez reclama que mientras que en otros países los valoran y reconocen, “en el Perú es lo contrario”.

VIAJE A BRASIL

Suárez también informó que el 28 de abril estará viajando a Brasil donde será propuesto al Premio Nobel de La Paz, con sede en Noruega, por su contribución a la pacificación. Cabe anotar que durante su visita a Quito fue con su esfuerzo, “es lamentable que el viaje sí se les puso a todos los ministerios del Perú, despacho presidencial y congresal, y nunca nos dijeron gracias. Lamentablemente, esos son las autoridades que tenemos”, destacó.