Dirección de Eguiguren en agendas de Heredia

0
1530

Crecen las sospechas sobre su rol en Madre Mía

De esta manera se revelaría relación de exministro de Justicia con los Humala.

En momentos en que se discute el hábeas corpus de Ollanta Humala y Nadine Heredia ante el Tribunal Constitucional (TC), que les daría la posibilidad de acabar con la prisión preventiva que hoy afrontan, cabe preguntarse las influencias de la expareja presidencial en las instancias judiciales y las “buenas amistades” que puedan conservar en estos fueros.

Las agendas de la exprimera dama fueron muy reveladoras en ese sentido, ya que en una de ellas se realizaron anotaciones referentes al proceso por el caso Madre Mía y la famosa frase “Juez se puede escoger”, que deja entrever el uso de estrategias nada santas para lograr el archivamiento de la carpeta fiscal, lo que allanó el camino para que Humala fuera electo presidente el 2011.

Curiosamente, debajo de la citada anotación existe otro dato que hasta ahora no lográbamos conectar con esta historia. Se trata de la dirección Pasaje Sucre 164 piso 11 – Miraflores, la cual, según manifestó en Twitter el periodista Jaime de Althaus, corresponde a Francisco Eguiguren, exministro de Justicia humalista y actual presidente de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

LA RAZÓN decidió corroborar este dato y encontró que esa misma dirección figura en un documento de octubre del 2007, un contrato de servicios suscrito entre el Ministerio de Energía y Minas y Eguiguren Praeli para que este último labore en la institución como especialista de apoyo en la defensa del Estado frente a medidas cautelares interpuestas ante la Corte IDH. Allí también figura el RUC del jurista.

Cabe recordar que las agendas de Heredia corresponden al periodo posterior a la primera candidatura de Humala, entre los años 2007 y 2010. Es decir, la información en el contrato coincide en el tiempo con la dirección anotada, por lo que no es descabellado pensar que Eguiguren participó de alguna manera en las gestiones que la exprimera dama anotó, aunque su nombre no figure textualmente.