López – Dolz: “No veo ninguna mejora en seguridad ciudadana” 

0
1311

En medio del incremento de asalto a bancos, Dardo López – Dolz opina:

 

El experto en seguridad considera que no haya habido algún progreso en este último año y medio, como el presidente Kuczynski asegura. 

REYNA CÁRDENAS A.

-Ante el incremento de los robos a bancos, se ha anunciado que la Policía volverá a resguardar estas entidades. ¿Esta medida solucionará el problema?

Acá hay dos temas. En primer lugar, enviar a la policía a cuidar los bancos va a hacer que los delincuentes piensen un poco más antes de asaltarlo, puede ser un disuasivo. Pero eso no elimina la banda, la banda va a cambiar y va a asaltar otro tipo de establecimientos, que ya no serán los bancos. Eso no soluciona el problema, lo que hace es cambiar el objetivo del delincuente. En segundo lugar, escuché que un general hace unos días decía que no eran bandas de asaltantes, sino de raqueteros oportunistas. Eso es negar la realidad. Como en cualquier actividad económica, la gente evoluciona. Antes eran raqueteros, pero si ya asaltaron ocho bancos ya son asaltantes de bancos. Quiere decir que ya evolucionaron, para mal.

-Y actúan en cuestión de segundos, lo que denota un nivel de profesionalización.

Así es, actúan con mucha rapidez, lo que implica un nivel de entrenamiento y de disciplina, porque no es fácil entrar a un banco y asaltarlo. Además, como decía, el tema de las Águilas Negras no me parece mal, me parece bien que vuelvan a resguardar las entidades bancarias, pero no soluciona el problema. Lo que hace es que los asaltantes duden de asaltar los bancos y vayan a asaltar otra cosa.

-Hace unas semanas, cuando al presidente Kuczynski le preguntaron sobre el tema de inseguridad, manifestó que habíamos “progresado mucho” en el último año y medio. ¿Usted está de acuerdo?

Yo no sé dónde habrá progresado. De lo que vemos nosotros, no ha progresado nada.

-¿La gestión del exministro Basombrío logró algo importante en el tema de seguridad?

A los hechos me remito. El número de asaltos se ha incrementado, el número de delitos se ha incrementado, así que yo no veo dónde está la mejora. Lo que ha tenido (Basombrío) es un buen manejo de prensa para pintar bien las cosas que había, pero mejora, no ha habido ninguna.

-En todo caso, la gestión del general Vicente Romero ¿en qué temas debería enfocarse para poder mejorar en algo estos índices?

No existe una fórmula mágica, pero para empezar habría que trabajar en fortalecer la capacidad de investigación de la policía, que es lo que permite desactivar esas bandas. Una cosa es el trabajo de patrullaje callejero y otra cosa adicional, más importante aún en estas coyunturas, es investigar de forma eficiente para desarmar las bandas, detectar quiénes son los delincuentes y capturarlos antes de que sigan delinquiendo.

-En la parte operativa, ¿qué debería cambiar?

En realidad son varias cosas, como digo no hay una fórmula mágica. En efecto hay que tener más cuidado de cómo se selecciona a los futuros policías. Vemos que en muchas de las bandas hay suboficiales provenientes de determinadas escuelas que tienen un porcentaje alto de estos malos elementos, que están utilizando mal la preparación y haciendo que el prestigio de toda la institución se debilite. En segundo lugar, luego de una buena detección, la preparación interna debe ser acorde a la demanda de hoy, porque la delincuencia es distinta a la de hace años, el mapa de delito actual es distinto también.

 

-¿Se necesita un mayor número de policías en las calles?

Lo que se requiere es capacidad de desplazamiento y de acción eficaz. Por ejemplo, no tiene ningún sentido aumentar el número de policías parados en la calle si eso va a disminuir el número de investigadores. No tiene ningún sentido poner un policía debajo de un semáforo si ya está el semáforo. Además, qué sentido tiene un policía parado en una esquina si está chateando por el celular, se le van a pasar todas las cosas por delante. Desde ya es una falta grave que un policía en funciones se ponga a chatear por el celular. No es un adolescente, es un policía.

NEGLIGENCIA EN CASO DE MENOR

-De otro lado, el crimen de la niña de 11 años asesinada en San Juan de Lurigancho ha dejado ver una serie de fallas graves por parte de una comisaría. ¿Cómo analiza este tema?

Ahí hay una evidente negligencia y ausencia total de protocolos básicos de seguridad en una institución policial. No puede ser que un tipo con antecedentes, que inclusive ha sido detenido, esté entrando y saliendo de una comisaría como Pedro por su casa, cuando la primera regla básica de la policía, el coquito de la acción policial, es identificar quién está ahí. Es una negligencia inadmisible, imagínese cómo se podría sentir usted si deja a su hija en una comisaría y se lo roban de la puerta de la comisaría, la violan y la matan. Entonces, ya dónde están seguros.