Eddie Fleischman: El Perú quería a Daniel Peredo

0
1453

Fleichman resalta homenaje que recibió periodista en estadio Nacional

Por: Erick Rivera

Comentarista deportivo evoca momentos vividos con ‘la voz de la selección’.

“¡Gol! Este es el Ballón que quería ver el hincha de Cristal”. Fueron las últimas palabras que el periodista deportivo Daniel Peredo narró en el partido de Sporting Cristal vs Alianza antes de que deje de existir. Tras su estancia en la prensa escrita, muchos de sus colegas lo recuerdan, sobre todo Eddie Fleischman con quien compartió sillas para cubrir campeonatos como el Mundial Corea Japón 2002.

¿Qué le deja al periodismo deportivo la partida de Daniel Peredo?

Es un golpe durísimo, es un remezón que nos da la realidad, que nos muestra que nuestros pasos por este mundo son efímeros, tiene un punto de partida y un punto final. Lo importante no es cuando llega ese punto final sino lo que uno hace mientras esta aquí (en la tierra). Y lo que vimos en el Estadio Nacional, la reacción de la gente, es producto de lo que hizo Daniel (Peredo). Yo recuerdo que él comenzó en la prensa escrita después en televisión con Alberto Beingolea con Goles en Acción y después yo coincidí con él cuando vino a ATV para transmitir con nosotros el mundial Corea-Japón 2002. Estuvo muchos años allí, estuvimos en muchos eventos juntos incluido los juegos olímpicos transmitimos varios deportes juntos, después hubo un tiempo cuando ya nos veíamos en los estadios acompañando a la selección siempre en medios diferentes, coincidimos de nuevo hace dos años en RPP, y la verdad que fue gratísimo trabajar en esos tiempo con “Futbol Como Cancha”. Con Daniel disfrutábamos de las transmisiones de los programas diarios a las 8 de la noche. Era un compañero de trabajo con el cual era un placer trabajar.

 

Se decía que en sus comisiones él no llevaba bolígrafos para escribir, ya tenía todo en la mente. Inclusive se sabía el nombre de todos los jugadores.

Yo no soy testigo presencial de los primeros años, pero sí tengo que decirte, sin ninguna duda, Daniel tenía una mente fresca y una memoria realmente asombrosa recordaba equipos de décadas atrás. Recordaba con precisión años de determinadas apariciones, convocatorias, y sin duda la atención que le prestó al tema futbolístico, al tema deportivo desde muy niño, es parecido lo que me sucedió a mí: provoca que uno, digamos, agilice la mente y Daniel la tenía muy ágil.

 

Muchos amigos hablan de las frases que Daniel Peredo soltaba en las narraciones y otras las improvisaba, ¿usted tiene alguna en particular?

“No sé si es justo, solo sé que es cierto”, que es una forma de demostrar que uno a veces no tiene explicaciones ante ciertas cosas como por ejemplo su temprana desaparición. Yo entonces tomo sus palabras y digo “no sé si es justo, solo sé que dios lo decide”. Eso por un lado, y por el otro a mí me parece que Daniel estuvo por sus trasmisiones muy vinculado a toda la campaña de la selección del Mundial. Entonces es natural que en todos los ámbitos, en todos los ambientes en los que se habló de futbol y dio la clasificación de Perú, también se hable de lo que ha sucedido. Es absolutamente normal. Yo puedo entender que a la familia más cercana le moleste cuando se pierde privacidad. Eso es lo que ganó Daniel. Logró ganarse cariño de todo el país y bueno es una realidad que es mérito suyo.

A Daniel le hubiera gustado narrar el mundial y eso era su objetivo, él tenía sus críticas a la blanquirroja y muchos dicen que eran acertadas. ¿Ahora contemplamos una selección que dará la talla en el Mundial con su primer rival?

Yo creo que la selección peruana va a ser una selección competitiva. Yo confío en (Ricardo) Gareca y creo que el equipo se preparará bien para el Mundial. Digamos no es favorita en su grupo pero es una que es difícil.  Primero enfrentará a Dinamarca, luego a Francia  y después a Australia en la primera ronda.  Lo bueno o malo que haga la selección peruana dependerá de su potencial y de su propia evolución, no de los rivales que tenga en frente. Eso es una competencia. Eso no se puede especular.