(Entrevista) Alonso Segura: “Gobierno debe preocuparse más por gobernar que por sobrevivir”

0
2237

CRITICA QUE NO EJECUTEN UNA SOLA REFORMA IMPORTANTE

Opina que medidas como la evaluación del alza de la RMV ahuyentan las inversiones.

REYNA CÁRDENAS ANDAZABAL

Para el exministro de Economía Alonso Segura Vasi, la única decisión destacable que ha tomado el Gobierno es la adjudicación de Michiquillay, que en realidad obedece a factores externos. En esta entrevista analiza la marcha de la gestión de Pedro Pablo Kuczynski en lo económico.

-¿Cómo evalúa el desempeño del Gobierno en el sector Economía?
Yo creo que he sido bastante claro de que creo que se han cometido errores, y han sido de distinto tipo. Desde errores muy gruesos de política fiscal, como el ajuste fiscal que se implementó a fines del último semestre del 2016 y que desaceleró la economía innecesariamente, pero después hay varias otras decisiones que se han venido tomando. Yo creo que al final lo que ocurre es que no tienen realmente una idea sobre cuál es un plan de gobierno económico. No veo reformas nuevas y varias de las que heredaron las están revirtiendo, parando o debilitando.

-¿Qué políticas de inversión cree deberían estar en la agenda?
Yo creo que la promoción de inversiones viene con las decisiones coherentes en materia económica que pueda un gobierno tener en el día a día, y con el avance de distintas medidas y reformas que generen una economía más productiva. De eso no se ha visto nada, todo lo contrario, han parado reformas de diversificación productiva –salvo las mesas ejecutivas, que están tratando de reactivarlas–, han parado otras reformas, las han desnaturalizado y eso pasa por ejemplo con la reforma educativa. Justo leí un artículo donde la propia exministra de Educación de este Gobierno [Marilú Martens] critica lo que están haciendo y que ya otros hemos criticado, en cuanto a que las evaluaciones en la práctica ahora son un saludo a la bandera, se han vuelto un mecanismo de clientelismo, y así te puedo hablar de otras medidas.

-¿Por ejemplo, la evaluación de un incremento de la Remuneración Mínima Vital (RMV)?
Anunciar una evaluación para subir la Remuneración Mínima Vital cuando no hay ningún indicador económico que te lo justifique, es otra de esas decisiones. Hasta otras puntuales como “vamos a comprar la papa” o “vamos a eliminar un peaje”, cuando no tiene ningún sentido. Todas estas decisiones lo que hacen es ahuyentar inversiones, y la que están mencionando, que es la adjudicación de Michiquillay [proyecto minero en Cajamarca], no responde a factores domésticos, responde al ciclo minero internacional y las mejores perspectivas del cobre. Entonces, no hay políticas económicas coherentes, y difícilmente la economía puede fluir en un contexto así. No es el fin del mundo porque el Perú tiene una credibilidad económica muy fuerte, construida por los gobiernos que los precedieron, pero vemos que están debilitando sistemáticamente aquello que heredaron.

-En todo caso, ¿no va a haber nada que impacte positivamente en el PBI del 2018, ni siquiera lo de Michiquillay?
Lo de Michiquillay no va a impactar por un tema de inversión realmente, porque es una inversión todavía de largo aliento, están tomando las reservas del proyecto y lo explotarán en el futuro. Ojalá pudiera impactar por expectativas, es decir, que mejore las expectativas de los inversionistas y digan “mira, aquí hay una inversión grande a futuro, que va a ayudar a dinamizar la economía”. Eso es positivo, pero yo creo que los mismos inversionistas, los mismos empresarios que ven esta noticia, tampoco es que se van a dejar engatusar, porque es claro que esto está vinculado a factores externos. Entonces, de nuevo, qué está haciendo el Gobierno por medidas económicas coherentes, que generen entusiasmo, que en mi opinión no las hay. Al contrario, todas las semanas vemos algún nuevo anuncio que va a generar desazón. La semana pasada fue lo del peaje, días antes fue lo de la RMV, días antes fue la compra de la papa, y así podemos seguir mencionando otras.

-Pero de parte del Gobierno no se ve una autocrítica. Al contrario, culpan a la izquierda, o al Congreso, que no les quiere sacar sus proyectos, o a ustedes, que son el Gobierno anterior…
Eso empezó en el pedido de confianza al primer Gabinete. Los culpables van cambiando de acuerdo al problema que se les presente. Pero yo creo que debería preocuparse un poco más por gobernar y un poco menos por andar buscando a quién culpa. Yo creo que es bastante claro: si uno ve la popularidad del Gobierno y la del presidente en la última encuesta, están más preocupados en este momento lamentablemente más por sobrevivir que por gobernar, y yo creo que debería ser al revés: preocuparte por gobernar y el resto vendrá acompañando eso.

-De otro lado, en cuanto al tema del Aeropuerto de Chinchero, ¿cómo podría terminar el arbitraje que se va a iniciar en el Ciadi? ¿Vamos a terminar indemnizando a Kuntur?
Eso [la indemnización] es con seguridad, la pregunta es con cuánto. Por suerte el contrato original [firmado durante el Gobierno de Ollanta Humala] estipula varias de las modalidades de penalidades que se aplican. Entonces, más allá de eso, si es que se determinase que hubo una mala aplicación del contrato de parte del Estado, podrían aplicarte alguna penalidad adicional, pero varias de ellas ya están tipificadas en el contrato. Entonces, el contrato original por suerte te protege, pero han manejado todo esto mal: la negociación de la adenda, la adenda, la caducidad unilateral del Estado, todo lo han hecho de manera muy irresponsable. Inclusive el propio ministro de Transportes (Bruno Giuffra) dijo hace algunas semanas, después de que yo declaré, que no le convenía al concesionario ir al Ciadi, y ahora que se fue al Ciadi cambian de discurso y dicen que no hay ni ganadores ni perdedores.

-¿Y va a ser así?
Eso no es así, en los arbitrajes alguien gana y alguien pierde. ¿Y cómo te das cuenta? Cuando ves quién tiene que pagar la factura. Si hay una factura que la paga el concesionario, perdieron; si hay una factura que la paga el Estado, perdió el Estado. Eso de decir “acá no hay ganadores ni perdedores” es ya poner un parche porque saben que el Estado va a tener que realizar pagos al concesionario por distintos conceptos. Esperemos que los indemnizatorios no sean altos, esperemos, y para eso el contrato original tiene cláusulas de protección al Estado, felizmente. No gracias a ellos, sino al contrato [que fue diseñado durante el gobierno anterior].

-En el caso de la refinería de Talara, se afirma que hay sobrecostos. ¿Es viable ese proyecto?
Mira, Petroperú es el que tiene que responder eso, no ha habido altos incrementos en realidad, por lo que yo entiendo. Había que contratar las plantas auxiliares, que ya se licitaron, finalmente se adjudicaron a un valor bastante similar al que se había estimado, que no era algo más de 800 millones de dólares, y eso era con un estudio de ingeniería de detalle. Las obras adicionales, las obras físicas, también están consideradas. Entonces, en realidad, el proyecto en sí está saliendo a un valor bastante cercano, no ha habido un aumento por lo que entiendo, pero eso pregúntaselo a Petroperú, sobre lo que se refiere al contrato del constructor de la planta de la parte central de la refinería, que está en US$ 2700 millones.

-¿Por qué el monto final resulta tan elevado?
Lo que ocurre es que le están metiendo algunas cifras por demoras, y sobre todo te están cargando los intereses de endeudamiento. Están diciendo yo tengo que emitir deuda por “x” años, 10 años y te están metiendo los intereses. Si yo te pongo los intereses, por ejemplo, de los bonos, los últimos bonos que emitió el Estado peruano, el Estado peruano con este Gobierno emitió casi 10 mil millones de soles, si yo te digo cuánto se va a pagar de intereses, es una buena tasa, baja, pero el periodo es largo, son casi otros S/ 10 mil. ¿Entonces tiene sentido que yo te diga que por una emisión de bonos de 10 mil, pago 20 mil, y entonces ya no emito los bonos? No, no es cierto. Acá es lo mismo, toda deuda financiera tiene un costo en el tiempo, no lo puedes poner como costo del proyecto porque si no pues págala en efectivo. Ese es problema, yo creo que tienen que sincerar las cifras. La refinería en todo caso está en plena etapa de modernización, esperemos ya que pueda operar en un par de años porque en estos momentos se están emitiendo ingentes cantidades de azufre al ambiente en aquellos lugares donde se vende el combustible que actualmente produce la Refinería.

-En vez de andar “sobreviviendo”, ¿debería el Presidente dar un paso al costado para empezar ya a ordenar la casa?

No me voy a pronunciar sobre eso, porque es un tema más político. Pero sí, en materia económica no están tomando las decisiones correctas, y no es siquiera que no están tomando decisiones: no toman las correctas y solamente están tomando decisiones incorrectas. Entonces, están socavando lo que han recibido, tienen nuevamente que reenfocarse, son Gobierno, tienen que gobernar y tienen que reorientar ya sus políticas económicas. Evidentemente en materia política puede haber mil críticas, pero eso se lo puedes preguntar a gente con una visión más política.

-¿La próxima aprobación del reemplazo del Decreto de Urgencia 003 podría reactivarnos en el tema de inversiones?

En el caso del Decreto de Urgencia 003, lo que era un problema digamos con las obras, donde había constructoras presuntamente involucradas en actos de corrupción, digamos el DU 003, lejos de solucionar el problema, paralizó todo. El proyecto de ley que remitieron hace un par de semanas días al Congreso está mejor diseñado pero han parado los proyectos todo un año innecesariamente, han roto la cadena de pagos innecesariamente. Entonces este proyecto de ley está mejor diseñado, creo que tiene más probabilidades de funcionar, pero eso no es una política de inversión.