La corrupción, un problema irresoluto (III)- Colombia

0
1060

Continuamos comentando la entrevista que el periodista Yamid Amat, le hizo al Contralor General de la República de Colombia, en ejercicio, Edgardo José Maya Villazón, el pasado 18 de Febrero, en el periódico “El Tiempo” de Bogotá.

Desgarradoras las respuestas del Contralor y al mismo tiempo hay que reconocerle que posee un coraje muy encomiable, porque siendo él, parte del Gobierno, señala, -con precisión-  aquellos “centros” de corrupción, como es el área de servicios públicos encargado de las obras públicas.

“Cuando fui Procurador, (dice el hoy Contralor), yo decreté, la caducidad de la Ruta del Sol (Zona Norte de Colombia). Hoy los 500 kilómetros de Puerto Salgar a San Roque, (Departamento del), Cesar, están paralizados por caducidad del contrato, por hechos de corrupción.  Y la segunda fase, que es la Ruta del Sol III, de San Roque a Ciénaga y la Transversal de Valledupar a Carmen de Bolívar, son en total 900 kilómetros que están paralizados.  Todo es corrupción y también temas éticos.”

Y continúa el Contralor, poniendo el dedo en la llaga “…En distintas líneas, en la salud, en la educación, en la infraestructura general, en lo que usted quiera a nivel departamental y a nivel municipal. Hay algo muy grave en la sociedad colombiana…y como colombiano me corresponde hacer estas observaciones para que sean tenidas en cuenta…”

El Contralor, acusa al Sector Privado de ser cómplice de la corrupción: “…el sector público no actúa aisladamente; solo es corrupto el funcionario público cuando se apropia de unos dineros individualmente, para lo demás necesita del concurso del otro y *ese otro* es el privado; o el funcionario público le propone al privado y este dispone o el privado le propone al *servidor* público y él dispone.  Es de doble vía…”

Ya habíamos comentado en un Artículo anterior, que aunque el Sector Privado proponga inicialmente, es el Sector Público el que permite que el soborno se dé. El Sector Público, podría negarse, e insistirle al Sector Privado que debe cumplir con todas las especificaciones de la Licitación. Y en la doble vía, cuando el Sector Público propone que le entreguen dinero, la realidad es que, aunque no es justificable, si el Sector Privado no acepta, “se muere de hambre”.  Puede quebrar. Ocurre a veces, que el funcionario público que ejerce algún Control, busca “pelo blanco en burro negro”, en las obras que está ejecutando el beneficiario de la Licitación, llegando al punto de paralizarle los pagos que le corresponden.  Sin los pagos, el Contratista beneficiario de la Licitación debe suspender la obra.  Al incumplir la obra, el mismo funcionario público, comienza a “empapelar” al Contratista en una ruta “kafkiana” imposible de desenrollar de demandas y contra demandas.

Por ello, empresas de prestigio, se abstienen hoy en día de licitar ante el Gobierno, ante la voracidad del ensamblaje de corrupción que –desgraciadamente- reina en el Sector Público.  Aún empresas que cumplían con todas las especificaciones, eran sometidas a una “persecución”, hasta *encontrarle* un falso *pelo blanco*.

Continúa el Contralor Maya Villazón con ésta *verdad de a $1*: “…Soy más claro: lo que está peligrando es el Estado…si no se destruye la corrupción, la corrupción destruye al Estado.  Créame: La corrupción tiene la capacidad de destruir el Estado. ”…”Yo creo, (continúa el Contralor), que el Estado está peligrando. Estamos en el borde del abismo”.

A la pregunta de si la corrupción es en todos los sectores, El Contralor amplía sus comentarios: “No le estoy hablando de *sectores*. Le hablando del Estado. Le estoy hablando de la Sociedad Colombiana.  No estoy hablando de *casos*.  Si quiere le hablo de la (estafa de la) hemofilia, de las (estafas) de (empresas de) la salud, de la infraestructura, del medio ambiente, de la educación, le puedo hablar del tema que escoja, pero yo le estoy hablando es de Colombia”.

Igualmente, cuando se le pregunta si en cualquier *sector* hay corrupción, Maya Villazón responde: “Sí, ahí hay.  Los resortes morales se han roto, se han desarticulado”….”Si Colombia sigue así, sin contención,  esto (la corrupción) cada vez va a crecer más…La falla está en el sistema punitivo”…”El gobernador (del Departamento) de Córdoba, Alejandro Lyons está plácidamente en las playas de Miami. Con el tema de la hemofilia, cuando ninguno de los supuestos enfermos lo estaban, con Laboratorio y Certificados que resultaron falsos, le robó 54.000 millones de pesos al Estado. Lyons, por correo satelital, reconoce que el sí robo 8000 millones de pesos y que va a pagar 4000 millones y que le den 2 años en un pagaré…”