Carnecitas (07-03-18)

0
1532

PUGNAS

El TC no definió ayer el caso del magistrado Eloy Espinoza-Saldaña. En medio de una fuerte tensión, se decidió por mayoría postergar la evaluación para una próxima sesión. Espinosa-Saldaña, Miranda, Ramos y Ledesma vencieron a Ferrero, Sardón y Blume, quienes pedían que se votara inmediatamente.

Bloques

Los primeros fueron identificaron como el “bloque humalista” y cuestionados por incurrir en “blindaje” al permitir el voto de Espinoza-Saldaña, cuando se trataba de su caso. En tanto, a los segundos los consideraron como el “bloque fujiaprista” y los acusaron de “prepotentes” por “querer imponer una vacancia”. Ambos bandos se acusaban de buscar un copamiento del TC.

BAILARINA

Una revista local informó sobre un rumbón que se metió la guapa premier Mercedes Aráoz hace unos días en el balneario de Asia, tal vez para liberar tensiones frente al difícil momento que atraviesa el Gobierno. Según nos cuentan, Meche baila muy bien. Ojalá use esos movimientos para sortear las vacancias y otros golpes que se le vienen a PPK.

¿SE QUEDA?

Muchos se preguntan por el futuro de la embajadora en el Reino Unido, Susana de la Puente, quien en breve vendrá al Perú a responder por los supuestos miles de dólares que recibió de Odebrecht para apoyar a PPK. Lo cierto es que en Palacio nadie dice ni una sola palabra sobre su permanencia en el cargo. El que puede, puede.

SE DESMARCA

Gregorio Santos marcó distancia de Susana Villarán, Ollanta Humala y Nadine Heredia, de quienes dijo nunca fueron de izquierda y que solo fueron “traficantes y meros oportunistas apoyados por las cúpulas seudocomunistas del SUTEP Y CGTP aliadas de CONFIEP adaptadas al sistema mendigos de sueldo básico”.

ESAS JUNTAS

Sin embargo el cuestionado Santos no dijo ni una sola palabra de su socia Verónika Mendoza, quien fue más que cercana –su secretaria– a Nadine Heredia, quien según Barata habría recibido 3 milloncitos verdes de Odebrecht. A ver si le pregunta cara a cara a la Vero sobre esas amistades.

DECISIÓN

‏Nos cuentan que el ministro Alejandro Neyra se está llevando las palmas luego de la magnífica decisión de su portafolio,  Cultura, y de la Biblioteca Nacional, de adquirir equipos para que los invidentes puedan leer y escribir. ¿Y por qué no pensó en eso “Pantaleón”? Claro, más pensaba en su proyecto para el 2021.