PPK sí se benefició de pagos de Odebrecht

0
1812

Testimonio de su socio chileno lo complica

Sepúlveda señala que mandatario recibió utilidades y diviendos

El empresario chileno Gerardo Sepúlveda, exsocio de Pedro Pablo Kuczynski, en las empresas Westfield Capital y First Capital, reconoció ante la Fiscalía peruana que las empresas vinculadas al presidente de Perú hicieron negocios con Odebrecht.

Si bien negó que el mandatario interviniera en los mismos, admitió que se terminó beneficiando de los pagos a través de los dividendos.

En ese sentido, refirió que PPK sí habría recibido parte de los beneficios (utilidades) que generaron las consultorias en el proyecto Olmos y la Carretera Interoceánica.

Durante unas 13 horas, Sepúlveda fue interrogado por el jefe del equipo especial anticorrupción del Caso Lava Jato, Hamilton Castro. La diligencia se llevó a cabo en la sede de la Fiscalía Local de Las Condes, en Santiago de Chile.

El interrogatorio fue dirigido por la fiscal chilena Carmen Gloria Guevara Mendoza, quien recibió un pliego de preguntas de Hamilton Castro. A Sepúlveda, quien declaró como testigo, también se le hicieron repreguntas.

Las interrogantes se centraron en la amistad y sociedad que Sepúlveda tuvo con Kuczynski antes, durante y después de que se formaran las empresas Westfield Capital y First Capital, investigadas por la fiscalía por los pagos que recibieron de la constructora brasileña Odebrecht.

La abogada de Gerardo Sepúlveda, Romy Chang, informó que el empresario chileno entregó documentación de distintos proyectos realizados entre los años 2005 y 2014, así como otros elementos que daban cuenta de que se prestaron los servicios que mencionó en el interrogatorio.

El fiscal también investiga a la firma Latin American Enterprise Fund Managers y las cuentas bancarias del mandatario.

Esta investigación preliminar comenzó luego de que se conocieran los pagos por consultorías que Odebrecht hizo a las mencionadas empresas durante el período en que Kuczynski se desempeñó como ministro de Economía, presidente de Pro Inversión y primer ministro del gobierno de Alejandro Toledo.