Congresista Ávila admite que recibió dádiva del Gobierno para renunciar a FP

0
9377

Tras su salida de Fuerza Popular

ERICK RIVERA

El legislador Lucio Ávila, de la facción keinjista, admitió que renunció de Fuerza Popular porque el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski le ofreció construir 10 plantas de tratamientos para el cuidado del lago Titicaca, con una inversión de mil millones de soles, los cuales no fueron escuchados por su ex grupo parlamentario.

“si eso (la construcción de plantas de tratamientos) es una dádiva [del Gobierno], yo creo que se trata de una supervivencia para mi pueblo, de un millón y medio de habitantes”, dijo.

El renunciante legislador dijo que la construcción de estas plantas de tratamiento está en un proceso de licitación internacional.

“He sido elegidos por ese pueblo olvidado, me debo a ellos y les doy cuenta y ellos serán al final los que me tengan que juzgar”, anotó.

Lamentó que la descontaminación del Lago Titicaca se estaba postergando por más de cuatro años, al precisar que el Gobierno se interesó en este tema y tuvo que renunciar a Fuerza Popular.

Tras descartar ser un tránsfuga, dijo que renunció a Fuerza Popular para promover un reclamo de su pueblo, el cual fue escuchado por el Gobierno.

“Hemos pedido que ese proceso que tiene cuatro años dilatándose para que finalmente se realice, tuve que renunciar. Dentro de Fuerza Popular no lo podía hacer. Debo dejar expresa constancia que hasta el momento en que he estado, he respetado las decisiones que han tomado como bancada para la votación”, indicó.

En otro momento, dijo que su renuncia facilitó la comunicación con el jefe de Estado, Pedro Pablo Kuczynski, para cumplir con la construcción de las plantas de tratamiento que venía solicitando hace años., Según Ávila las conversaciones con el presidente fueron a través de un legislador al que reserva su nombre.

El parlamentario que hoy pertenece al bloque de Kenji Fujimori añadió que dentro de la bancada naranja no sentía la libertad para hablar sobre la problemática que aqueja su región, motivo por el cual renunció.

“Para tener libertad y comenzar a hablar de la problemática del Perú profundo necesitaba libertad. Cuando estaba en Fuerza Popular no podía expresar lo que sentía”, añadió.