“Hay que darles a las mujeres la oportunidad de mostrar su talento”

0
2162

Yesenia Segura Neyra, CEO de Curium:

La empresaria señala que le costó entrar en un campo donde la mayoría son hombres, pero que todo se logra con perseverancia y disciplina.

Usted, como mujer y empresaria, CEO de una empresa de marketing, ¿cómo ve el tema de igualdad de oportunidades en el campo laboral?

Yo hace más de un año abrí Curium, mi agencia de publicidad. Mayormente los CEOs en este rubro son hombres, pero poco a poco están emergiendo más las mujeres en ese tema. En la agencia por ejemplo somos 14 personas y la mayoría somos mujeres: mi directora de cuentas es mujer, mi directora de estrategia también, mi jefa de social media es mujer, pero igual mi director de arte es hombre, el de diseño también. Cada día las mujeres se están desarrollando mas en ese tema del marketing digital, o trabajando en las agencias el tema creativo. Hay mucho potencial específicamente en esta área.

Y en general, ¿ve un cambio, las mujeres están logrando sobresalir profesionalmente?

Yo creo que sí, ya hay un cambio en nuestra sociedad, pero obviamente falta mucho más. Creo que hay mucho valor y mucho talento ahora en las mujeres y poco a poco tenemos que demostrarlo, y sobre todo darles las mismas oportunidades a ambos, hombre y  mujer, eso es lo importante. A mí me ha costado muchísimo ser CEO de una agencia de publicidad, es competir en su mayoría con hombres, el trabajo es en el día a día pero todo se logra con perseverancia y también con disciplina.

¿Qué cree que le ha ayudado a sacar adelante la agencia que dirige?

En este tipo de trabajo el equipo humano es importante. Yo trabajo con mucha gente joven, con millenials. Yo soy de otra generación, tengo 39 años, pero nos llevamos súper bien. En este verano por ejemplo he tratado de darles más tiempo libre y ellos han sido mucho más eficientes y productivos en el día a día, en lugar de que de repente se hayan quedado de lunes a viernes hasta tarde. Yo era reacia a eso, pero lo he experimentado y nos ha ido súper bien.

¿Qué tipo de agencia es Curium?

Nosotros hacemos todo lo que es en general comunicaciones, marketing. Nos hemos especializado en lo que es marketing digital y es como todo negocio, lo que tratamos de hacer es que todas nuestras campañas sean con un fin social, humanizar y que sea de acuerdo a la realidad del Perú, con mensajes sociales y bien humanos.

¿De dónde sale el nombre?

La agencia se llama así por la investigadora que hizo los primeros estudios de radiación, Marie Curie, que fue además la primera mujer que gano un Premio Nobel en 1903. Ella tuvo muchas trabas, imagínate, en 1903 que una mujer haga este tipo de investigaciones y estudios era medio complicado, y lo hizo con apoyo de su pareja. Ella murió de leucemia, por estar expuesta tanto a radiaciones, y 5 años después gano otro Nobel por sus estudios esta vez en química.

¿Cómo equilibra su trabajo y su vida personal?

Yo respeto mucho a las mamas que no laboran, me quito el sombrero de verdad, pero yo decidí ir por el camino profesional también. Lo que yo trato de darles a mis hijos es calidad en vez de cantidad, calidad de tiempo. Llego, los baño, les doy de cenar, juego, y eso es calidad para mí, porque yo podría fácil estar con el teléfono esas dos horas, pero trato de desconectarme totalmente, y me está resultando. Y no dejo mi parte profesional, que para mí también como mujer es un camino que yo he decidido que quiero seguir desarrollando. Además porque la agencia tiene poco tiempo y los primeros años son para marcar la personalidad definida de la agencia, nos queremos destacar por ser una agencia detallista con el cliente.

¿Cuál sería su consejo para otras mujeres que también quieren hacer empresa?

Mi consejo es que tu peor enemigo es el miedo. A mí me paso, yo estuve como dos años dudando, si lo hago o no lo hago. Un día me dije “tienes que sacar esos pensamientos negativos, eliminarlos de tu mente y arriesgarte”, porque no quiero llegar a los 50 volteando y diciendo “pucha por que no hice esto que yo quería”. Eso fue lo que me motivo, y ahora estoy haciendo algo que siempre he querido hacer y me esta yendo súper bien. Vencer el miedo es lo más importante, y depende de uno mismo, no depende de nadie más.