Cuidado con dietas estrictas

0
1515

El efecto rebote, cambios en el estado de ánimo y bajo rendimiento tanto físico como mental, son algunos de los efectos críticos que trae el uso de dietas estrictas para bajar rápidamente de peso, advirtió el Seguro Social de Salud (EsSalud).

Marco Taboada García, nutricionista del Seguro Social, indicó que el principal problema en hacer dietas estrictas es el efecto rebote, porque la persona baja de peso rápidamente, pero su efectividad es momentánea.

“Tras una dieta muy baja en calorías o muy extrema, el cuerpo pierde muy rápido varios kilos, pero después de acabar la dieta y alcanzar el peso ideal e introducir la ingesta habitual de comida, el cuerpo recupera los kilos perdidos y generalmente sobrepasa el peso que se tenía antes de hacer la dieta”, explicó.

Asimismo recalcó que estas dietas rápidas alteran el metabolismo de las personas, ya que cuando se baja y sube constantemente de peso, el cuerpo se desestabiliza y si se quiere retomar una dieta balanceada, ya no se logran los resultados deseados.

Las principales consecuencias de estas dietas son; cambios en el estado de ánimo, baja en el rendimiento laboral o estudiantil, desmayos, mareos y la persona puede presentar mayor susceptibilidad a sufrir enfermedades, incluso la TBC, debido a la mala alimentación.

Por eso el especialista recomendó que las personas que desean iniciar una dieta deben acudir a un profesional en nutrición y realizarse chequeos para determinar su estado de salud y seguir un régimen adecuado de alimentación.

 

Desayuno nutritivo.

Comer algo nutritivo en el desayuno hará que tu metabolismo comience a trabajar inmediatamente y de forma correcta. Puedes tomar algo como una tortilla de espinacas y queso feta con una rebanada de pan tostado integral poco después de levantarte.

De acuerdo con un estudio llevado a cabo por el Registro Nacional de Control de Peso de Estados Unidos con 5000 pacientes que implementaron el desayuno sano en su vida diaria, la pérdida de peso puede ser de hasta 30 kilos en 5 años.

Esto se debe a que el desayuno le da energía al cuerpo y este deja de acumular grasa, en su lugar comienza a trabajar con el alimento que le damos y baja de peso de forma natural. Además, es recomendable que cenes ligero, ya que durante la noche pasamos varias horas en ayuno y el cuerpo acumulará la mayor cantidad de grasa que pueda.

 

Consume omega 3

Ya sabemos que comer pescados ricos en ácidos grasos omega 3 (como el salmón o atún) acelera tu metabolismo, además de regular los niveles de azúcar en sangre y reducir otros problemas como la inflamación. Pero algunos estudios han comprobado que estos ácidos grasos también ayudan a reducir la resistencia a la leptina, una hormona que facilita la pérdida de peso.

En caso de que no te guste comer pescado o prefieras otras alternativas, puedes agregar un complemento diario de omega 3 que contenga entre 1,000 y 2,000 miligramos o algunos frutos secos para obtener los mismos beneficios.