Antauro ya prepara su plataforma política con miras al 2021

0
3060

Se acerca a Goyo Santos, Vladimir Cerrón y Verónika Mendoza

Escenario de crisis política actual en el país es más que beneficiosa para líder del etnocacerismo.

UNIDAD DE INVESTIGACIÓN

El encierro no parece ser impedimento para que Antauro Humala Tasso organice su plataforma política hacia el 2021, año en el que quiere postular a la Presidencia de la República, mientras que en paralelo ya ensaya sus argumentos judiciales para obtener la libertad.

Hace unas semanas, Gregorio Santos, líder del Movimiento de Afirmación Social (MAS), visitó al líder del llamado etnocacerismo en el penal Virgen de las Mercedes en Chorrillos, encuentro en el que dialogaron sobre la posibilidad de unificar fuerzas de izquierda con miras al 2021.

Pero Santos no habló por sí solo. Fuentes cercanas al gestor del ‘Andahuaylazo’ indicaron a LA RAZÓN que el líder radical del MAS fue a visitar al hermano del expresidente Ollanta Humala llevándole las posiciones de Verónika Mendoza, Vladimir Cerrón y Walter Aduviri, con quienes se viene gestando una especie de alianza de izquierda.

Y es que se conoce públicamente de las conversaciones de Santos con los otros tres representantes provincianos de la izquierda, con quienes incluso ha participado en movilizaciones y pronunciamientos en diversas regiones.

El acercamiento a Antauro Humala se da por dos razones: su posible liberación -que ya gestionan sus abogados en el Poder Judicial-, y la gran acogida que tiene el militar retirado en la población que se siente decepcionada de los políticos tradicionales, más aún luego del escándalo Lava Jato.

Grito radical

El caso Lava Jato ha salpicado a casi toda la clase política peruana, con contadas excepciones, y es ahí donde entra a tallar la propuesta radical que bien podría ser encabezada por Antauro Humala Tasso, quien incluso siempre fue crítico de su hermano Ollanta –hoy con prisión preventiva–, a quien acusó de acercarse a los empresarios y a la derecha.

“Fusilamiento a los corruptos”. Aunque suene a broma, este grito de bandera de Antauro ha conseguido gran aceptación. Al menos así se observa en las redes sociales, donde sobre todo jóvenes dicen coincidir con el líder radical en que “se debe extirpar a la clase política tradicional”.

“Humala propone fusilamiento a los corruptos que sirven al capitalismo en este país que está recontra jodido por los corruptos neoliberales de la derecha terrorista. Es la única manera de poder limpiar esta plaga que amenaza los intereses de todos los peruanos”, es uno de los mensajes que se lee en la cuenta “Por un Perú libre de cerdos capitalistas” del Twitter.

Ahí también pudimos observar el siguiente comentario: “Humala no es igual a su hermano, el traidor de Ollanta Humala, que se vendió a los neoliberales. Hace falta la unión de todos los dirigentes de la izquierda, la unión de Antauro, Goyo, Vladimir, Vero, y otros que permitirán que la izquierda llegue al poder después de 43 años”.

Manos atadas

Para Carlos Tapia, analista político y exdiputado de la Izquierda Unida, la presencia de Antauro Humala en el escenario político nacional no es una cosa de extrañarse, pues el mismo Estado es el que permite que alguien radical como él tenga llegada en el ciudadano de a pie.

“Ojo, pestaña y oreja, lo que está en cuestión y está poniéndose a tono en la discusión es que el mercado libre, como se entiende, sin una participación regulatoria del Estado, tiene responsabilidad también en todo este problema de corrupción, porque el Estado no actúa como actúan los semáforos para poner orden”, comentó.

En ese sentido, Tapia auguró un escenario lleno de revueltas y manifestaciones en las calles, que se darán sobre todo si no se resuelve pronto la situación del presidente pedro Pablo Kuczynski, vinculado a la corrupción del caso Lava Jato.

“No es una cosa fuera de la realidad, que si fracasara el camino democrático constitucional, lo que se va a producir son revueltas y movilizaciones, y ahí de nuevo esta agonía se va a prolongar hasta poder dar salidas que muchos no quisiéramos”, acotó.

Finalmente, el exdiputado de izquierda dijo coincidir con los argumentos de la defensa del hermano del expresidente Ollanta, pues no es posible que alguien sea acusado de ser coautor de un asesinato –en este caso el ‘Andahuaylazo’– sin que haya un autor directo, lo que nunca lo demostró al justicia peruana.

“Yo estoy de acuerdo en que la prisión de Antauro Humala ha tenido una serie de cosas muy discutibles, cuando a todos los miembros que lo apoyaron en el “Andahuaylazo” a ninguno lo considero coautor, y por lo tanto Antauro qué responsabilidad va a tener cuando se le acusa de coautor, y no hay nadie que sea responsable de la autoría directa”, señaló.

(RECUADRO)

“Necesidad (etno)nacional”

En enero pasado, Antauro Humala escribió un artículo de opinión para un medio escrito local en el que cuestionó la política peruana y a sus máximos representantes, incluyendo al presidente Kuczynski y los demás exmandatarios investigados o en prisión por corrupción.

“Conclusión: La vacancia (y cárcel) del ‘extranjero con DNI’ que funge de Presidente constituye una ‘necesidad (etno)nacional’, incluso de urgencia moralizadora y democrática. Es que a diferencia del combate contra la corrupción fujimontesinista, en que Paniagua era ‘eje de solución’; ahora –contra la corrupción odebrechtista– Kuczynski es ‘eje de problema’”, escribió.