Sistema educativo sin solución

0
697

Por: Juan Sotomayor 

Hace una semana  empezó el año escolar y los reportes periodísticos nos recuerdan el calamitoso estado de cientos de colegios públicos a nivel nacional. Sólo hablando de infraestructura la situación es alarmante. Cifras oficiales dan cuenta que sólo el 24% de las edificaciones escolares se halla en buen estado, mientras que el 46% tiene que ser reemplazada por completo. El déficit de infraestructura educativa bordea los 100,000 millones de soles, siete veces el presupuesto total del sector previsto para este año y cinco veces más del gasto de capital en educación durante los últimos cinco años. Si agregamos el equipamiento (computadoras, acceso a Internet, laboratorios, etc.) las cifras son mucho mayores. Conclusión: el problema seguirá latente por mucho tiempo más.

Esta situación que es mucho más grave en el interior del país, es el pretexto perfecto para realizar cobros extraordinarios y prohibidos que generan problemas adicionales. Por ejemplo, sólo en Huánuco hay 27 directores de colegios públicos con procesos administrativos entablados en este año por cobros indebidos de Apafas y matrículas.

Los colegios privados tienen sus propios problemas. Muchos, especialmente de inicial y primaria, funcionan en locales inapropiados e inseguros. Otros tantos no brindan lo que ofrecen, exigen cuotas extraordinarias o el pago adelantado de pensiones e incluso solicitan a los padres  presentar todos los útiles escolares al inicio del año, entre otras faltas.

Un tema del que generalmente no se habla es el relacionado al costo excesivo de los textos educativos. Los precios del material para inicial y primaria resultan prohibitivos en muchos casos y son diseñados de tal manera que sólo permiten ser usados una vez. Lejanos están aquellos tiempos en que los textos podían ser heredados entre hermanos, e incluso de padres a hijos.

Tema aparte es el referido a los sueldos de los maestros, que siguen siendo muy bajos en proporción a la trascendencia de su función. Realidad que mantiene siempre latente la amenaza de huelgas en los colegios estatales, perdiéndose valiosas horas que sólo se recuperan en el papel. Sin duda, urge una cruzada nacional para reflotar nuestro sistema educativo, base de cualquier intento de crecimiento y desarrollo nacional.

El 46% de las edficaciones escolares tiene que ser reemplazado por completo. El déficit de infraestructura bordea los S/ 100 mil millones, 7 veces el presupuesto total del sector para este año y 5 veces más el gasto de capital en educación, en los últimos 5 años.