Obesidad infantil

0
768

EsSalud recomendó a la población llevar una completa, balanceada y buena nutrición para evitar la obesidad que ocasionará enfermedades como diabetes, hipertensión y afecciones cardiovasculares.

El nutricionista de EsSalud, Marco Taboada, señaló que los buenos hábitos alimenticios deben empezar desde la infancia para evitar la obesidad infantil.

“Es recomendable fomentar hábitos alimenticios saludables, una dieta apropiada y rica en proteínas con el fin de cuidar la salud de los más pequeños”, expresó.

Señaló que una alimentación con alto índice de calorías, perjudica a futuro la salud de las personas, desarrollando problemas de obesidad o incluso poniendo en riesgo su propia vida.

Según cifras oficiales, la obesidad en el Perú alcanza más del 62% de la población adulta, mientras que entre 15% y 18% de los casos se presentan en niños.

“Para el caso de jóvenes y adultos, es importante promover una adecuada alimentación en base a frutas, verduras, cereales integrales, frutos secos, carnes blancas, y alimentos con un bajo nivel de sal y azúcar. Esto permite mejorar la salud y sobre todo una vida sana”, anotó.

De la misma forma, las actividades físicas promueven estilos de vida saludables por ello, se recomienda realizar actividades físicas como nadar, trotar o caminar 30 minutos cinco veces por semana y evitar el alcohol o el tabaco o caminar 1 hora al día.

Una persona padece de obesidad si su índice de masa corporal (medida de relación entre la talla y el peso) es mayor de 30 y de sobrepeso si es mayor a 25.

Además, se debe tener en cuenta el perímetro de la cintura en las mujeres que debe ser menos de 90 centímetros, mientras que en el hombre debe ser menos de 94 centímetros.

EsSalud realiza periódicamente controles de niños sanos en todos sus centros asistenciales, con el fin de evaluar los indicadores de crecimiento adecuado como peso y talla; y de esta manera prevenir el sobrepeso y la obesidad.

Asimismo, los asegurados participan en controles médicos y campañas preventivas como charlas, talleres, asesorías de nutrición y estilo de vida saludable.

CONSEJOS

Al hacer la compra ten en cuenta que tú decides lo que se va a comer en casa. Incluye más fruta y verdura en la cesta de la compra, y menos grasas y productos azucarados. Acostumbra a los niños, desde pequeños, a tomar fruta o yogur de postre en vez de dulces.

No llenes la casa de bollos, pasteles, chocolate, galletas, caramelos, patatas fritas y similares, refrescos, y todo aquello que aporte pocos nutrientes y muchas calorías y facilite picar entre horas. El que evita la ocasión, evita el peligro.

No es conveniente prohibir totalmente ciertos alimentos, como los dulces, porque en su justa medida no son perjudiciales y no poder comerlos nunca puede generar ansiedad en los pequeños y rechazo por otros alimentos.

Es importante que el desayuno sea abundante y completo. Y hay que distribuir las comidas a lo largo del día (cuatro o cinco tomas).

En la merienda optar por fruta, lácteos o bocadillos (mejor de atún, sardinas o queso), en vez de dulces industriales.