Mala reputación

0
1551

Por: Andiolo Zevallos

“Un estadista es aquella persona que posee la sabiduría y la experiencia suficientes para gestionar los asuntos de Estado”, dice José Antonio Llorente, en su libro Innovación y Reputación.

El Código de Ética de la Función Pública, firmada por el expresidente Alejandro Toledo, prohíbe “Participar en transacciones u operaciones financieras utilizando información privilegiada de la entidad a la que pertenece o que pudiera tener acceso a ella por su condición o ejercicio del cargo que desempeña, ni debe permitir el uso impropio de dicha información para el beneficio de algún interés”.

Añade, que se debe actuar con rectitud, honradez y honestidad, procurando satisfacer el interés general y desechando todo provecho o ventaja personal, obtenido por sí o por interpósita persona. Hoy, los expresidentes vivos de Perú están presos, prófugos o investigados, por corrupción y otros delitos.

Lava Jato es la investigación más grande de sobornos en Brasil. Para el Perú, fue el destape de la corrupción más grande de su historia; donde la constructora Odebrecht pagó a candidatos y presidentes para asegurar la entrega de obras y licitaciones, rompiendo todas las reglas de juego.

El expresidente, Ollanta Humala, y su esposa Nadine Heredia están en prisión preventiva, por presuntamente haber recibido US$ 3 millones.

Alan García, es investigado por el presunto delito de lavado de activos. Reside en España y eventualmente participa en redes sociales.

Alejandro Toledo, tiene orden de captura internacional. Es investigado por tráfico de influencias y lavado de activos; habría recibido un soborno de US$ 20 millones.

Alberto Fujimori, estuvo recluido acusado por la violación de DD.HH; en diciembre fue indultado por el expresidente Kuczynski, quien ahora podría ocupar su celda.

Francisco Morales Bermúdez, involucrado en la desaparición de 20 opositores de ascendencia italiana, fue sentenciado a cadena perpetua por el Tribunal de Roma,  pero no ha sido extraditado.

“Si se quiere un país moderno, una nación más honesta, es necesario que toda la sociedad se levante para luchar contra la corrupción” decía el expresidente Pedro Pablo Kuczynski, en julio de 2016. Tuvo que renunciar por los mismos motivos y ahora es investigado por la Fiscalía, el Congreso de la República, y con impedimento de salida del país.

Los últimos acontecimientos políticos rompen esquemas y nos muestra cómo actúa Odebrecht en los negocios.

“Creo que el verdadero modo de conocer el camino al paraíso es conocer el que lleva al infierno, para poder evitarlo”, decía Maquiavelo.