La corrupción, un problema irresoluto (VII)- Colombia

0

Por Alter B. Himelfarb W. 

Continuando con nuestro recuento de las atrocidades y barbaridades contra la economía de Colombia, por el verdadero enemigo del pueblo, el sector de cacos, atracadores y rateros del sector de empleados públicos y la dirigencia política, hay que seguir la enseñanza que nos deja el Pentateuco: Entre más alto el cargo, muchísima más severa debe ser la sanción.

Hay que ver que un pobre y desgraciado sujeto se robe una gallina, para que quede empapelado de por vida, pasando el resto de sus días en un socavón, mientras que estos ladrones dizque de “cuello blanco”, les transforman la prisión en una “suite” o les dan “casa por cárcel y hasta les disminuyen la pena por “buena conducta”, cuando nunca en el encarcelamiento podrían demostrar que han dejado ésa  “mala conducta” precisamente por la cual fueron juzgados, porque ¿cómo podría un hampón de éstos, demostrar que en la cárcel ya no roba o cómo un violador podría demostrar que en la cárcel  ya no viola? Ciertamente que esa sí que es una aberración jurídica.

Los casos que se mencionan aquí y las laxas penas, son un claro ejemplo para estos forajidos, de que robarle los dineros al pueblo “paga”.

2018: Triple A: Precisamente en estos días, (Marzo 23/25) se ventila este caso en la ciudad de Barranquilla, Colombia:   Se trata de la Empresa Municipal, Triple A (Acueducto, Alcantarillado y Aseo). Tres funcionarios de la empresa: el Gerente: Ramón navarro; Gerente Financiera: Julia Margarita Serrano Monsalve y el Administrador: Ramón Heráclito Hemer Redondo. Para entender, hagamos de cuenta que el Presidente de un país, contrata por cuenta del Estado a un “Ejecutivo”, para que haga su trabajo y por “Contrato”, recibe uno$ honorario$ varia$ vece$ $uperior al del Presidente titular. ¿Qué es lo  real? El Gerente y la Gte. Financiera (y por lo menos unas 10 personas más, entre funcionarios y civiles), organizaron un “contrato” con “INASSA”,  el 31 de Marzo del 2000.  INASSA, apenas se había constituido el 19 de Septiembre de 1999, con un capital de $1 millón.

El “Contrato” que se firma, con palabras rimbombantes, era para desarrollar el trabajo gerencial que –perdón por la redundancia- debía ejercer el Gerente.  Desde el año 2000, comenzaron a pagarle a INASSA, el 4.5% del RECAUDO de la “Triple A”.  Mensualmente, INASSA recibía sin hacer absolutamente nada, $1.600 millones mensuales, o sea $19.600 millones al año. En la contabilidad de la “Triple A” no hay evidencias ni soportes de que al menos de “fachada” se estuviera prestando algún servicio.  Hay que agregar, que cinco meses después de firmado el contrato, en el 2000, se le prolongó el mismo, hasta el 19 de Oct. Del 2033! Hasta el 2033!!! ¿Habrase visto? O sea, que en los 19 años, le han pagado a la empresa “fantasma” INASSA, $237.000 millones!!!

Ahora, como gran cosa, al distinguido Sr. Navarro, lo han destituido y como para que vaya viendo “cómo va a ser su castigo”, le han dado casa por cárcel.

¿Y el pueblo, que “se joda?”

2006: Destitución Acalde de Cali –Apolinar Salcedo: Destituido e Inhabilitado por la Procuraduría, por 16 años (¿nada más?) para ejercer cargos públicos.  Por haber entregado a particulares, el recaudo de los impuestos de Cali, capital del Valle del Cauca.  El contratista no ofrecía las suficientes garantías A pesar que el Concejo, el Ministerio de Hacienda, la Procuraduría y las Veedurías ciudadanas, le habían advertido del error, aun así, firmó el contrato.  Igualmente la Secretaria de Hacienda, María del Rosario peña, fue destituida e inhabilitada por 10 años (¿?) para ejercer cargos públicos.  El tipejo de alcalde tuvo el desafío de demandar a la Procuraduría ante el Consejo de Estado, que se le retirara la sanción y le pagaran los sueldos que dejó de devengar (?).