OCMA propone la destitución del juez Edwin Siadén

0
605

Por presuntas faltas cometidas en proceso contra Agropucalá SAA

Magistrado del órgano de control del PJ sostiene que fallos de juez estaban orientados a favorecer a una persona.

Por Mayra Mancilla

El magistrado de Segunda Instancia de la Unidad de Investigación y Anticorrupción de la OCMA, Eduardo Uriol Asto, mediante resolución N° 37, con fecha 19 de marzo del 2018, propone destitución de Edwin Siadén Díaz, en su actuación como juez del Tercer Juzgado Civil de Chiclayo, por haber incurrido en faltas consideradas “muy graves” durante el proceso contra Agropucalá SAA.

El magistrado Eduardo Uriol fundamenta en el citado expediente que Primero, Siadén acepta que el Sr. Edmundo Gálvez (quien tiene calidad de Tercer coadyuvante en el proceso de  Cronwel Asseettes SA) efectúe solicitudes de destitución de Administrador Judicial, cuando por su posición, no le es posible efectuar dichos pedidos.

Segundo, que a través de la Resolución N° 467 de fecha 11 de noviembre de 2016, Siadén concede traslado a las partes por un plazo de 03 días de las propuestas de Administradores Judiciales; sin embargo, sin esperar que cumpliera el plazo otorgado, expide la Res. N° 470 de fecha 18 de noviembre de 2016,  quebrantando flagrantemente lo ordenado de manera expresa por la Segunda Sala Civil, de esta manera aparentemente favorece a Gálvez para que designe a su administrador judicial, el  Sr. José Urbina Carranza.

Tercero, a través de la Res. N° 470, el magistrado designa como Presidente de la Junta de Accionistas al abogado Edmundo Gálvez, sin fundamentar las razones de su decisión, aun sabiendo de tuvo un proceso penal contra Agropucalá SAA por unas supuestas deudas laborales; y cuarto, expide la Resolución N° 479 de fecha 27 de marzo de 2017 desacatando lo ordenado por la Segunda Sala Civil en la Res. N° 07 de fecha 13 de marzo de 2017 expedida en el Cuaderno N° 1711-2044-22 la cual declara NULA la Res. 470 y la  N° 06 expedida en el cuaderno N° 1711-2044-15  que confirma la Res. N° 468, en donde se precisa que Gálvez tiene la calidad de tercero coadyuvante y no la de litisconsorte.

En dicha investigación se concluye que el magistrado Siadén habría incurrido en faltas, considerándose “muy grave”, ya que su actuar aparentemente habría estado orientado a beneficiar a una parte del proceso. Es por ello, que como consecuencia jurídica se solicita la ‘destitución’ al cargo, añadiendo también que se encuentra “atentando contra la buena imagen del Poder del Estado”, el cual es administrador de  justicia, cuyo pilar fundamental es generar confianza mediante su actuar neutral e imparcial a los debidos procesos, el cual  implica total respeto en ambas partes.

Por otro lado, el juez Siaden fue acusado públicamente por su esposa, Luz Limo Llanos, de haberse llevado el hijo de ambos, así como sus pertenencias.