Sigamos adelante

0
707
Carlos Bruce Montes de Oca
Carlos Bruce Montes de Oca

Por: Carlos Bruce

A pesar de la grave crisis políticaacaecida en el Ejecutivo, el Perú mantiene su grado de inversión, según las agencias calificadoras de riesgo. Sin embargo, para seguir avanzando es indispensable revertir la tendencia a la baja de las expectativas de los agentes económicos del país.

Hace apenas una semana la agencia internacional de calificación crediticia Fitch Ratings mantuvo la calificación crediticia de Perú en grado de inversión en razón de sus sólidas cuentas fiscales y externas, además de la credibilidad de las políticas macroeconómicas. Somos el único país en la región que mantiene esta calificación en todas las agencias calificadoras.

No obstante, según la Encuesta Mensual de Expectativas Macroeconómicas de febrero 2018 del BCR, las expectativas de los agentes económicos acerca del crecimiento del PBI se redujeron levemente para este año y el siguiente. Así, ahora para el presente año se proyecta un crecimiento rebajado del PBI de 3% y para el 2019 de 3.5%.

A esto, se agrega que casi todos los indicadores de las expectativas se encuentran en el tramo pesimista, a la espera de señales y medidas gubernamentales mirando hacia adelante.

Esta tendencia negativa de tales indicadores es lo que tenemos que revertir retomando el impulso de la economía sin pérdida de tiempo. Confiamos en que el gobierno actuará en línea con las fortalezas de nuestra economía asegurando el buen funcionamiento de los motores de nuestro crecimiento, como son el consumo y la inversión privada, que tienen como combustible la confianza y las expectativas de los agentes económicos.

La responsabilidad que tenemos es garantizar el clima político favorable para brindar la estabilidad y confianza a los distintos agentes económicos que actúan en base a certidumbre, reglas claras y seguridad jurídica.

Siendo claro que vamos por el rumbo correcto, no sería bueno para el país que los esfuerzos del gobierno se vieran minados por un ánimo derrotista de la población.

Por ello, no hay que dar pábulo al pesimismo y descontento. La agenda del país que ha trazado el gobierno para seguir adelante nos concierne a todos y no hay razones para no dar todo nuestro respaldo.