Historia no contada del partido PPK

0
1787
Ricardo Sanchez Serra

Ricardo Sánchez Serra

En los años 2012, 2013 y 2014 Salvador Heresi hizo un gran esfuerzo para crear un partido. Se había alejado, por decisión personal, de la agrupación de sus amores, el Partido Popular Cristiano, por una maledicencia de un envidioso y que en ese momento la lideresa Lourdes Flores Nano no supo o no pudo lidiar.

Con un grupo de amigos y leales, quienes trabajaron sudando la gota gorda, forjaron un partido, Perú +. Tenían el 80 % de las firmas y más de la mitad de los comités provinciales.

Se vio a Pedro Pablo Kuczynski como una buena opción, sin que se conozca lo que se descubrió hoy, y se acercaron ofreciéndole el partido –para que ya no esté mendigando buscando uno- y que, con su liderazgo, completarían rápidamente las firmas y los comités.

Ambos líderes, PPK y Salvador, firmaron un compromiso de que el primero apoyaría la candidatura del segundo a la Alcaldía de Lima y el segundo respaldaba la aspiración presidencial del primero.

Se logra la inscripción de Perú +, Heresi tenía la mayoría de delegados en el Consejo Ejecutivo del partido, de pronto PPK a través de un intermediario, pide tener la mayoría de ese Consejo. Luego de una rápida deliberación y con buena voluntad acceden a la petición y el grupo de Salvador se vuelve minoritario dentro del partido que ellos fundaron.

La nueva mayoría de los dirigentes de PPK, cambia de nombre a la agrupación política por Peruanos Por el Kambio (PPK), van a Indecopi y cambian el logo, comienzan a crearse comités distritales paralelos. Y, ¡sorpresa! Le piden a Heresi que no postule a la alcaldía por su partido, desechando el acuerdo de honor. “El partido PPK no puede inaugurarse con una derrota” señalaban los marketeros.

Luego la historia ya es conocida, Heresi tuvo que buscar un partido que lo cobija: Renzo Reggiardo le ofreció el suyo desinteresadamente, Perú Patria Segura. Postuló para la alcaldía de Lima, sin tener ningún apoyo de PPK, rompiendo este último el compromiso de honor. En cambio, Salvador sí apoyó a la presidencia a PPK y postuló en las elecciones para el Congreso, siendo elegido y hoy es ministro por decisión del presidente Martín Vizcarra y no porque “su” partido lo haya propuesto.

Teniendo que resolver sus propios problemas PPK, sería muy conveniente que renuncie a la presidencia del partido, y por consideración y decencia devolverle la mayoría de delegados del Comité Ejecutivo a Heresi y que este cambie el nombre al partido. ¡Sería lo más justo!

@sanchezserra