Tolerancia cero a la delincuencia: Propuestas puntuales en seguridad ciudadana

0
700

Por: Enrique Ocrospoma Pella

Según la última encuesta del observatorio ciudadano, “Lima Como Vamos”, más del 69.9%de la ciudadanía ha sido víctima de algún delito, en especial contra el patrimonio (robos y hurtos) y otros perciben en un 64.4%, a la ciudad de Lima como insegura. ¿Qué hacer? Primero, que el Ministerio del Interior cumpla su rol de combatir a la delincuencia en sus niveles de función; a través, de organizar y potenciar a la PNP, principalmente en las Comisarías. Dotar a la inteligencia e investigación policial de herramientas que permitan desarticular, organizaciones criminales y trabajar preventivamente, con la comunidad, con patrullaje integrado y programas de prevención social con las Municipalidades, en los planes de Seguridad y Convivencia, como segunda referencia. Uno de esos planes que se deben desarrollar, es el Plan de Seguridad y Convivencia Social de la Provincia de Lima, tomando en cuenta no sólo la problemática de Lima Cercado sino de toda la ciudad metropolitana. En ellos podremos resaltar actividades, con éxito, que pueden convertirse en políticas públicas, aplicable a todos los distritos de la gran Lima.

La ciudad de Lima requiere un liderazgo para combatir la delincuencia. Proponemos crear un gran observatorio de seguridad ciudadana y convivencia, el mismo que hay que integrarlo con los distritos en sistemas radiales, de cámaras de vídeo vigilancia y conseguir un solo número telefónico para serenazgo en todo Lima, a fin de brindar servicios en grúa, ambulancia y auxilio por delincuencia. Una identificación a nivel Lima del serenazgo, con escuela e identificación del mismo uniforme, así como de un registro de serenos, usando la tecnología del observatorio.

Hay que fastidiar permanentemente a la delincuencia menor, por ejemplo: los que roban celulares, los que venden drogas y la prostitución ilegal, con iluminación en las calles y recuperación de los parques y espacios públicos para la familia.

En mi experiencia como alcalde, participamos en el serenazgo sin fronteras, pero agregándole, equipamiento a los distritos limítrofes (radios GPS) con una misma frecuencia, que permitía comunicarse, rápidamente, con los demás distritos limítrofes para hacer el plan cerco.

Otro aspecto importante, es hacer de Lima una Smart City-ciudad inteligente en seguridad ciudadana para usar aplicativos, como Lima Emergencia y Vecino Vigilante. De la misma forma, colocación de vídeo con reconocimiento facial. Este Smart City se integra al que queremos para transporte y servicios al vecino. Trabajar en prevención social, principalmente, construyendo Villas Deportivas en Lima Norte, Lima Este y Lima Sur para crear semilleros y así alejar a la juventud de la delincuencia y potenciar las casas de la juventud.

Finalmente, hay que desarrollar una ordenanza que establezca una especie de ISO que estandarice cuando un distrito es o no seguro, y que requiere para serlo.