Después de Chavín de Huántar

0
1019

Gustavo Adrianzén

Exministro de Justicia y exabogado del Estado peruano ante la Corte IDH por el caso Chavín de Huántar

Hoy que todos buscan colgar medallas sobre el pecho de los Héroes Nacionales, Comandos Chavín de Huántar y develan bustos en memoria de los caídos en la Operación de Rescate de Rehenes, toca preguntarnos ¿qué estamos haciendo para enfrentar al terrorismo? ¿Acaso estamos realmente honrado a la memoria del Dr. Giusti, vocal supremo abatido por la demencial insania de los delincuentes terroristas? ¿acaso hemos aprendido algo del secuestro al que por 126 días estuvieron sometidos 72 rehenes, entre extranjeros y nacionales, víctimas todos de sistemáticos tratos crueles inhumanos y degradantes?

Si bien con la Operación de Rescate de RehenesChavín de Huántar se terminaron las acciones militares del MRTA, nada hemos hecho por sus víctimas, contrariamente vemos que ahora P. Cárdenas disfruta de su excarcelación en paradisiacas playas, como si nada hubiera ocurrido y, de cuando en vez, amenaza con insertarse en la política, como ya algunos de sus secuaces lo vienen haciendo en movimientos anti mineros y seudo conservacionistas.

No pretendo ser alarmista ni incendiario, pero al terrorismo no se le puede conceder ni un centímetro. Los Organismos Generados (OOGG) de la Organización Terrorista (OT) Sendero Luminoso (SL), están muy activos y, no sólo por las redes sociales, donde administran cuentas de twitter, tienen trolls, cuentas de Face Book, Fan Page, blogs, etc., etc., etc., sino también se han infiltrado en el tejido social, penetrando organizaciones sociales (comedores populares, vaso de leche, sindicatos, frentes regionales, universidades, institutos, colegios, etc.). Si bien las caras más visibles son MOVADEF y FUDEPP, estos tienen al menos 25 OOGG que los acompañan y son responsables de diversas líneas de acción que abarcan la totalidad del quehacer social, laboral, político y económico.

El cambio en la estrategia de acción de lucha ha variado, levantan hoy el lema de “reconciliación nacional”, “libertad para los presos políticos” y “amnistía general”; sin embargo, esta es sólo una pose de cara al país; la verdadera intención, la toma del poder, no ha decaído, por el contrario, se ha fortalecido con la liberación desde hace varios años de sus militantes de base y de sus mandos medios; y, más recientemente, de sus líderes.

Las decisiones judiciales que han permitido la excarcelación de más de diez líderes terroristas en los últimos meses, no sólo ofenden nuestra conciencia democrática, sino que humillan la memoria de todos nuestros compatriotas asesinados por las hordas terroristas; la falta de una adecuada respuesta política, ideológica, legal y educativa, viene permitiendo que el proceso posterior al cumplimiento de las condenas de los DDTT, lo estemos perdiendo por falta de previsión. El mejor homenaje que podremos dar a los miles de héroes anónimos es el de abandonar nuestra pasividad y actuar decididamente para enfrentar de forma eficaz las nuevas formas de actuación del terrorismo. Romper el silencio y enfrentarlos directamente en todos los espacios donde ellos actúen; efectivizar normas que permitan la vigilancia de los excarcelados, verificar que no actúen en centros de estudios, rediseñar el marco normativo contra el terrorismo para adecuarlo a esta nueva fase de actuación; por otro lado es necesario llevar la verdad histórica a las escuelas, referir hechos ciertos y probados que evidencien el daño que el terrorismo le hizo al país; es imprescindible además reactivar la inteligencia, aun cuando somos conscientes que el daño que el montesinismo hizo al Sistema aún perdura y sólo mencionarla genera repudio; finalmente, en el frente militar debemos vencer una vez más al terrorismo,  quienes conduzcan el proceso, deben poder mostrarnos como resultado la derrota militar y definitiva de los bolsones terroristas que siguen operando en el VRAEM con ayuda y financiamiento del narcotráfico; basta ya de tener que informarnos de vez en cuando de una nueva emboscada con lamentable saldo en muertos de nuestros efectivos policiales.

En simbolismo del homenaje es siempre deseable por quien lo recibe y en este caso puntual es muy merecido, lo malo es el oportunismo al que recurren quienes hoy se acuerdan interesadamente en nuestros héroes nacionales y presurosos corren a su lado para la foto, a pesar que se quedaron callados en todos los idiomas cuando eran perseguidos como viles delincuentes, pendiendo de ellos sendas órdenes de captura; esos nunca fueron capaces de buscar y financiar en favor de ellos defensas legales eficaces que lograran excluirlos de los procesos judiciales en los que estaban involucrados injustificadamente; su cómplice silencio y pasividad de ayer no lo borran los homenajes de hoy.

Honor y Gloria al Coronel EP Juan Valer Sandoval !

Honor y Gloria al Capitán EP Raúl Jiménez Chávez !

Honor y Gloria al Dr. Carlos GiustiAcuña !

Honor y Gloria a los Héroes Nacionales, Comandos Chavín de Huántar !

¡Viva el Perú!