Piden declarar en emergencia la salud mental en el Perú

0
1994

Más de 2 mil denuncias por violación al año

Y 2 mil 435 muertes violentas en el 2016, señalan

El parlamentario andino Mario Zúñiga Martínez pidió al gobierno peruano declarar en emergencia la salud mental  en el país  por el alarmante incremento de delitos de violación sexual de menores de edad, asesinatos de mujeres y  situaciones de violencia, propiciados por personas con trastornos psicológicos  y psiquiátricos de  que en su momento no fueron detectados ni atendidos adecuadamente.

“De acuerdo al Minsa,  el 15 % de nuestra población, vale decir 5 millones de peruanos, sufre de una enfermedad mental,  llámese  depresión, ansiedad, bipolaridad, psicosis y esquizofrenia, que al no ser tratada  de forma idónea con políticas públicas de prevención social y salud, desencadena en  los tristes  casos  que todos los días vemos “, señaló Zúñiga Martínez.

Indicó que el 80% de peruanos con trastornos mentales no recibe tratamiento, es decir de los  5  millones de potenciales pacientes, solo un millón es atendido por especialistas del   Ministerio de Salud.

El parlamentario andino Mario Zúñiga Martínez presentó un proyecto de instrumento de pronunciamiento ante su institución  con la finalidad de que se  impulse a los Estados miembros de la Comunidad Andina a promover e implementar políticas públicas de salud mental en la región y para que se diseñen estrategias de cooperación internacional que les permita compartir conocimientos, pruebas y las buenas prácticas en salud mental, así como mostrar las experiencias exitosas de países que enfrentaron similar problema.

Sostuvo que existen estudios que indican que nueve de cada diez violadores  fueron a su vez abusados de niños y que un tercio de maltratadores en su infancia sufrieron agresiones físicas y psicológicas de sus progenitores. “Los hogares disfuncionales son caldo de cultivo para la  proliferación  de la delincuencia juvenil. Se tiene que trabajar en prevención principalmente”, agregó el parlamentario andino.

Resaltó que la grave situación en la que se encuentra la salud mental en el país ha repercutido  en el incremento de delitos sexuales, homicidios, maltratos físicos, suicidios,  razón por la que el Gobierno debe garantizar la aplicación de programas de intervención temprana mediante políticas públicas multisectoriales.

Adelantó que sostendrá reuniones con las Ministras de la Mujer, Ana María Mendieta y la de Salud, Silvia Pessah Eljay, a fin de que hagan llegar la propuesta ante el Consejo de Ministros, pues resulta necesario garantizar la transición a tratamientos completos de salud mental y asistencia de calidad a todos los pacientes a través de la prestación de cuidados sanitarios adecuados.

Indicó que las cifras hablan por sí solas: más de 2 mil denuncias por violación sexual al año, 2 mil 435 muertes violentas en el 2016 y  un 8.9% de peruanos en algún momento de su vida ha tenido deseos de quitarse la vida.

“Una parte de  los peruanos no tiene la mente sana. No puede ser posible que en Lima solo cuente  tres grandes hospitales para tratar las enfermedades psiquiátricas y que en otros países destinen hasta el 5% de su presupuesto a la salud mental, según datos de la OMS, y en el Perú solo el 0,05% .  Para que nuestra sociedad mejore hay que enfrentar de forma seria este flagelo”, concluyó Zúñiga Martínez.