El membrillo calma las dolencias gastrointestinales

0
1846

 

Gracias a su fibra el membrillo es un buen aliado para calmar la mucosa que recubre el tracto gastrointestinal y mejorar las digestiones y la absorción de nutrientes. Además, este puede mejorar los casos de úlcera y gastritis debido a su acción antiinflamatoria y tónica.

Membrillo

Es un fruto de piel amarilla y aroma muy agradable y característico que se suele consumir elaborando dulces de membrillo y en menos ocasiones se toma al natural. Está riquísimo en una macedonia de frutas, al horno con un poco de canela o en mermelada.

Valor nutricional

El membrillo es una fruta que tan solo aporta 30 kcalorías por cada 100 gramos. Es una fruta de bajo índice glicémico cuando se consume al natural, sin azúcares añadidos, ideal por lo tanto para personas con diabetes o aquéllas que siguen una dieta baja en azúcares para adelgazar o mantener el peso.

El principal componente del membrillo es el agua (84%), seguido por los carbohidratos, fibra (con mucílagos y pectina, un tipo de fibra soluble), proteína vegetal y mínimas cantidades de grasa. Además entre sus componentes el membrillo cuenta con taninos.

El consumo del membrillo nos aporta vitaminas C, A y B9 y minerales como el potasio, fósforo, calcio, magnesio, sodio, selenio y zinc.

Beneficios

Siendo beneficioso para los casos de retención de líquido y también para la gota o ácido úrico alto.

Debido a su efecto astringente, el membrillo natural es perfecto para combatir los episodios de diarrea y regular el tránsito intestinal.

Esta fruta tiene un alto contenido en potasio y por el contrario un bajo contenido en sodio. Esto la convierte en un alimento muy saludable para las personas con la tensión alta o hipertensión.

El gran contenido en fibra del membrillo favorece unos niveles óptimos de colesterol en sangre. En este sentido el membrillo es una fruta beneficiosa para las personas con hipercolesterolemia y puede ayudar a regularla al reducir la absorción de las grasas.