Siguen llegando tropas y armamentos rusos a Siria

0
2128

MIENTRAS ISRAEL AMENAZA CON DESTRUIRLOS

 

Buque de guerra lleva blindados BTR 80, Ural 4320 y Kamaz y se suma a destructores en el Mediterráneo, más los misiles S300 que serían dados a ejército sirio.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, ha argumentado este viernes que, tras el ataque coordinado de Estados Unidos, Reino Unido y Francia contra el régimen sirio, su país ya no tiene “barreras morales” que le impidan suministras sistemas de misiles de defensa antiaérea S3 al régimen de Damasco

Rusia dice que, tras el ataque de EEUU, ya no tiene “barreras morales” que le impidan dar misiles S300 a Siria

“Ya no tenemos ningún compromiso moral. Antes (del ataque estadounidense) sí teníamos compromisos morales. Creo que hace diez años prometimos no hacerlo a petición de nuestros socios y aceptamos su argumento de que eso podría desestabilizar la situación”, ha afirmado Lavrov, en una entrevista concedida a la agencia de noticias rusa Sputnik.

Rusia dice que, tras el ataque de EEUU, ya no tiene “barreras morales” que le impidan dar misiles S300 a Siria

“Esto nos convence de estar dispuestos a examinar cualquier ayuda al Ejército sirio para contrarrestar la agresión”, dijo en una entrevista con la BBC, en respuesta a la pregunta de si Rusia podría suministrar a Siria los sistemas S300.

Lavrov afirmó que la ayuda servirá para “defender a Siria de la agresión que se efectuó el 14 de abril y que, como dijeron las autoridades de los tres países, continuará”.

A esto suma, el movimiento de armamento y tropas del ejército ruso a la zona en conflicto, como un buque militar ruso de clase “Alligator” que se desplazó hasta la base naval de Tartus, oeste de Siria. Esta embarcación llevaba consigo vehículos blindado de transporte de personal modelo BTR 80, vehículos militares Ural 4320 y Kamaz, además de varias ambulancias, las que se sumaron a otros destructores en el Mediterráneo.

En tanto, todo este movimiento ha alertado a Israel. Al respecto un exjefe de inteligencia militar israelí reveló que su país está considerando volar los sistemas de misiles antiaéreos S-300 si Rusia cumple su promesa de entregarlos a Siria, algo que el régimen considera como una gran amenaza en su contra.

La llegada de los misiles rusos ha causado preocupación en Tel Aviv, sobre todo porque Israel ha llevado a cabo ataques aéreos en territorio sirio con mucha más frecuencia que Estados Unidos contra las posiciones del Gobierno sirio.