‘Cafú’ Salazar: “La fortaleza de esta selección está basado en lo colectivo”

0
917

Exdefensa de la ‘bicolor’ manifiesta que solo Ricardo Gareca tiene el poder de convocar

Por: Rodrigo Muñoz Kohagura

En una entrevista exclusiva para La Razón, Santiago Salazar, exdefensa central de Sport Boys, Alianza Lima, Sporting Cristal y de la selección nacional, destaca el grupo formado por el profesor  Ricardo Gareca. Además comenta sobre la importancia de Paolo Guerrero en el Mundial, de Claudio Pizarro y de lo que le faltó a su generación para alcanzar el sueño mundialista.

¿Cómo ve este sueño cumplido de estar presente en un mundial?

Es emocionante. Tengo la posibilidad de ir seguido al hotel donde se hospeda la selección. Recibo las invitaciones de varios de los muchachos, como Cueva, Carrillo, son amigos míos. Son un buen grupo y me da mucho gusto, no solamente por el pase al mundial y la alegría para toda la gente, sino también por ellos, son un buen grupo.

¿Qué tan importante es la presencia de Paolo Guerrero?

En todos los grupos hay referentes y él es uno de ellos. La fortaleza en este grupo se basa en el tema colectivo, no hay muchas individualidades. Es más, cuando Paolo estuvo las cosas se hicieron bien y cuando no tuvo la posibilidad de estar, los chicos metieron igual y las cosas fueron bien.

¿Cree que Claudio Pizarro debería ser convocado para jugar el mundial?

El que convoca aquí es una sola persona y es Ricardo Gareca. Las opiniones de otros no influyen mucho, hasta son irrelevantes. Lo que se sabe es que el grupo está comprometido. Más allá de quién comience o esté en la lista, es tratar de hacer las cosas bien. Ya las hicimos, ya clasificamos al mundial. Tuvimos bastante suerte también. Y los que sean convocados al final tienen que estar íntegros y seguir dándole alegrías al pueblo peruano, que es lo que necesita.

¿Qué le faltó a su generación para llegar a la celebración más grande del fútbol?

En el fútbol influye mucho el factor suerte, influye muchísimo. Me reuní con amigos, compañeros de mi tiempo, uno de ellos comentó que en nuestra época no hubo la suerte de que se diera un fallo que indirectamente nos de los 3 puntos y goles a favor, no hubo eso. Que si en el 98’ hubiera sucedido esto, también clasificábamos al mundial donde solo nos quedamos por un gol con Chile y se estuviera hablando de una cosa distinta.

Las selecciones también estaban en un nivel alto, nivel pico. No le quito mérito a ninguno de los chicos, para nada minimizo su esfuerzo, lo que hicieron ellos es espectacular, óptimo y muy bueno; pero también está el factor suerte y es bueno porque entre las entrevistas al plantel, ellos reconocen y saben que la suerte estuvo de nuestro lado.

También ellos agarraron un momento donde las selecciones que estaban en un pico, venían en declive. Entonces, ha habido varias cosas que nos han favorecido, pero el mérito de los muchachos es importante. Porque Dios te da la posibilidad de que tengas suerte, pero Él no mete las pelotas al arco, eso lo hacen los muchachos.

Otro factor en este plantel es que este grupo es sano, entonces el punto clave es que no se estaba jugando con nombres, entonces el DT estaba viendo lo colectivo.

Sobre el manejo de grupo ¿qué diferencias encuentra en lo hecho por Gareca, a lo que hicieron los entrenadores de su generación?

Lo que te puedo decir, es que en el tiempo que estuve jugando en la selección, hubo algunos nombres que tenían que jugar sí o sí, a veces hasta lesionados, con las horas de viaje ajustadas. En cambio, Gareca utilizaba al que estaba óptimamente bien, el más idóneo; y si él consideraba que no, pues no.

En mi tiempo había muchos amigos que jugaban bien, pero no podían con los nombres y sabían que quien tenía nombre iba a jugar de todas maneras. En la etapa Gareca nadie se siente seguro y hasta ahora, nadie se siente seguro. Él es el entrenador y es él quien decide. Ese es mi punto ideal y lo que nos ha llevado a tener gran porcentaje de nuestra clasificación. Gareca no juega con nombres y lo vimos con Jefferson, lo desconvocó un tiempo y cuando volvió metió, lo motivó y  también les dio la oportunidad a los muchachos que estaban creciendo, eso es muy bueno.