Buscan poner fin al voto electrónico en elecciones

0

Congreso considera que es una sistema “poco amigable”

Moción multipartidaria se presentó a iniciativa de Lourdes Alcorta.

Por supuestamente tratarse de un sistema “poco amigable, que genera dificultades al momento de emitir el voto y podría facilitar la alteración de resultados electorales”, la legisladora Lourdes Alcorta presentó un proyecto de ley para dejar sin efecto el uso del voto electrónico en el Perú.

Según el PL 2774/2017-CR, en el 2016 hubo una serie de irregularidades en la aplicación de este dispositivo digital que reemplaza a la cédula física de votación, lo que incluso fue señalado por representantes de organismos internacionales que fueron observadores en ese proceso electoral.

La moción multipartidaria, que lleva la firma de 25 parlamentarios de distintas bancadas, también da cuenta que la propia Alcorta fue testigo de los errores en que funciona el voto electrónico, cuando en el proceso 2016 el propio Mariano Cucho –entonces jefe de la ONPE– le hizo una presentación de este novedoso sistema para nuestro país.

“Pude constatar las dificultades que tenía el sistema, por lo que se le recomendó, sugirió, solicitó [a Cucho] que llevara las máquinas de voto electrónico a playas como Agua dulce, centros comerciales, Gamarra, parques donde siempre haya gran concentración de personas, cosa que no se hizo”, señala el documento.

Entre otras irregularidades que se señala se podría incurrir con este sistema electoral está la falta de transparencia, por lo que hacen referencia a lo dicho por la presidenta de Transparencia Internacional, Delia Ferreira Rubio, al respecto.

“El sistema de voto electrónico, cualquiera de ellos, tiene múltiples inconvenientes, lo que ha determinado que países sumamente desarrollados y que no tienen ningún problema ni con la tecnología ni con la computación hayan ido abandonando el sistema”, dijo Ferreira en 2017, recordando además los problemas con el uso del voto electrónico en Venezuela, donde “no se puede garantizar el secreto del voto, ni la integridad de los resultados”.