Rusia demuestra su poder derribando drones en Siria

0
2081

Y en Moscú amenazan con consecuencias ‘catastróficas’ si algún país ataca posiciones donde se encuentran sus sistemas antimisiles

Haciendo gala de poderío bélico, Rusia difundió a través de las redes sociales la destrucción de drones desconocidos que operaban cerca de su base militar en Hmeimim, en la provincia de Latakia, al oeste de Siria, el hecho fue confirmado en un comunicado de su Ministerio de Defensa.

“Al comenzar la noche del 24 de abril, los medios de control del espacio aéreo de la base detectaron pequeños objetos aéreos de origen desconocido. Todos los objetos fueron destruidos por el armamento antiaéreo de la base”, informó un representante de la base militar rusa.

Según un informe no confirmado del portal South Front, el complejo militar fue atacado por dos drones equipados con proyectiles: pertenecían a uno de los dos grupos terroristas que operan en las zonas norteñas de Latakia o en las partes sureñas de la provincia nororiental de Idlib. El sitio web también compartió imágenes que muestran el sistema de defensa aérea Pantsir-S1 en acción.

Algunas fuentes informaron de que Hmeimim también había sido atacada con misiles, pero que también fueron interceptados.

Por otro lado, autoridades militares en Moscú advirtieron de un resultado ‘catastrófico’ si las fuerzas de la colación occidental atacan los lugares que albergan los sistemas de misiles antiaéreos S-300 en el suelo de Siria, según recoge el lunes el periódico ruso Kommersant.

“Si occidente decide llevar a cabo ataques con cohetes en las ubicaciones de despliegue del S-300, las consecuencias serán catastróficas para todas las partes”, advirtió una fuente militar rusa no identificada.

Por su parte, un diplomático ruso que habló bajo condición de anonimato a la agencia de noticias británica Reuters, dijo que representantes de la coalición liderada por Estados Unidos, pidieron a Moscú que no suministrase al Ejército de Siria los sistemas antiaéreos S-300.

El ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, ha dicho este lunes que aún no se ha decidido sobre el suministro de S-300 a Siria y actualmente las autoridades rusas y sirias están elaborando la cuestión.

“Probablemente no haya ningún secreto al respecto y todo se pueda anunciar (si se toma una decisión)”, ha añadido Lavrov.