El misterio del caso Skrypal

0
1146
Ricardo Sanchez Serra

Ricardo Sánchez Serra

Las acusaciones de Gran Bretaña contra Rusia por el envenenamiento del exagente doble Serguéi Skripal y su hija Yulia, hasta ahora no tienen asidero y todo parece ser una campaña antirusa para enlodar al país y al mundial.

Existen numerosas contradicciones en la información oficial, además de negar a Rusia las investigaciones sobre el veneno letal, que debe compartirlas de acuerdo a la Convención sobre la Prohibición de las Armas Químicas

Un veneno tan letal que el policía que los asistió y Yulia están a salvo y Serguei en estado de convalecencia. El embajador ruso en las Naciones Unidas reflexiona: “¿Cómo pudieron Serguéi y Yulia Skripal permanecer en un estado normal durante varias horas después? Y eso que el sargento Nick Bailey, quien fue el primero en asistirles, perdió el conocimiento en seguida? ¿Cómo consiguieron sobrevivir? La única explicación, por lo visto, es que a todos les inyectaron en seguida el antídoto. Para hacerlo, según la opinión unánime de los expertos, una muestra de la sustancia tóxica (no parecida, sino la empleada) debía de estar ´al alcance de la mano´”.

Y lo más extraño es que las autoridades británicas niegan el acceso consular ruso a Yulia, que no ha indicado si lo requiere o no. Es lógico que un consulado requiera de su ciudadana si desea asistencia, y lo puede hacer delante de los medios de comunicación. Pero la ocultan y aumenta más el enigma, además se puede aducir que está siendo secuestrada.

Lo más raro es que Yulia viajó a ver a su padre y contarle de su novio y matrimonio y luego ocurrió lo del envenenamiento de una sustancia que dicen que es Novichok. El señor Skripal salió libre por un intercambio de espías y vivía tranquilo en Salisbury cerca de 8 años. Para Moscú ya no era un peligro para su seguridad nacional, ni representaba una amenaza. ¿A quién le convenía envenenarlo? ¿A Rusia a poco de las elecciones presidenciales y a puertas del mundial?

La falta de información fidedigna y concreta de Londres permite que el misterio continúe y las especulaciones cundan solo para dañar la imagen de Rusia. Nada está claro hay versiones que los Skripal fueron envenenados en la calle, en su casa, por el pomo de la puerta de entrada, en el restaurante, por las flores que llevaron y así la telenovela continúa. Peor aún si se está destruyendo las pruebas por lo que no podría haber una investigación independiente.

El embajador ruso en Gran Bretaña pide explicaciones o resultado de la investigación. No se lo dan. Fue al hospital en donde estuvieron los Skripal, también le negaron información. ¿Es serio todo esto?

El propio jefe del laboratorio de Porton Down (cercano a Salisbury), Gary Aitkenhead dijo que su equipo había constatado que se trataba de un agente tóxico con efecto neuro-paralizante, pero no había podido establecer su procedencia. Todo parece fabricado para montar la campaña antirrusa. @sanchezserra