Primero y 7 de mayo

0
1248

FERNANDO CALLE HAYEN

la celebración del primero de mayo de hace unos días con la del 7 de mayo de 1924 en que se funda la Alianza Popular Revolucionaria Americana, encierra la razón de ser de este extraordinario movimiento político continental fundado por Víctor Raúl Haya de la Torre. Los peruanos juntos con gran parte del mundo (con excepción de EE.UU y Canadá donde se celebra el labor day el primer lunes de setiembre) celebramos el día del trabajo; esto ha encerrado en distintas épocas, valores e ilusiones en torno a la realización de los derechos fundamentales; por eso, este primero de mayo celebramos juntos con el mundo el día del trabajo.

Lo importante es que este homenajes se plasme desde el lugar que nos encontremos, entendiendo que el mayor daños a los trabajadores y al pueblo humilde es la existencia de la corrupción y lo que es peor la Impunidad. El control constitucional permite sin duda desarrollar su interpretación en camino hacia la justicia social sin politización ideológica, sino en función y respeto de interpretación de la carta política para garantizar los derechos fundamentales de todos, por eso el juez constitucional amén del honor que tiene, debe contar con vocación y poner una cuota de servicio a su gestión

Desde que la nación me honro a través del congreso con ser miembro del Tribunal Constitucional, bregué por la defensa de la persona, el derecho al trabajo, el indubio pro operario. En atención a ello, el Tribunal Constitucional mediante la STC N° 3052-2009-AA,-vinculante- estimó que el cobro de los beneficios sociales por parte del trabajador despedido, no es impedimento para que este pueda reclamar la reincorporación a su centro de trabajo y esto no deben olvidarlo.

El próximo lunes siete vamos a recordar y celebrar todos el 07 de mayo de 1924, en la que Víctor Raúl Haya de La Torre entrego la bandera indoamericana  a la juventud mexicana, como símbolo de la unión de todos los pueblos indoamericanos(América Latina), naciendo así “La Alianza Popular Revolucionaria Americana.

Desde Jamaica, en 1815, Bolívar decía: “¡Qué bello sería que el Istmo de Panamá fuera para nosotros lo que el de Corinto para los griegos! Ojalá que un día tengamos la fortuna de instalar allí un augusto Congreso”.

Hoy con tanta dejadez de algunos que se llaman dirigente y veteranos apristas y lo que abracen esta hermosa causa, deben recordar siempre que somos antimperialistas y que Haya de la Torre señaló lo siguiente: “ Quien carezca de conciencia indoamericana, no es aprista. O los países nos unimos por encima de odios cainitas, o seguiremos siendo explotados por todos los imperialismos que asoman a la historia. El aprismo es y debe ser y será hermandad continental. Quien intente retardar esta hermandad: llamadlo todo, menos aprista. En el Tahuantinsuyo fuimos continente y también en el virreinato. Volveremos a serlo, y luchamos para serlo. Quien no lo entienda así, llamadlo todo menos Aprista “

Se entendió entonces que la lucha del aprismo y  de Víctor Raúl Haya de La Torre, eran y son la banderas de un sueño continental, de ser una nación integrada por todos los pueblos Indoamericanos para llevar adelante bajo un solo idioma, bajo una sola realidad, bajo una historia común, bajo una sola bandera, el desarrollo de todos nuestros pueblos, hacia una revolución con pan y libertad, hacia un pueblo continente y en nuestros tiempos todos debemos sellar nuestra lucha contra la Impunidad.