La corrupción, un problema irresoluto en Colombia (XV)

0
1072

La “Cumbre de Presidentes de Lima”, al decir del Artículo de Sergio Tapias, (La Razón, Abril 20, 2018) fue  decepcionante ya que el tema principal, “Gobernabilidad democrática frente a la corrupción”, no fue considerado a profundidad: “Suena contradictorio que algo denominado* cumbre* (o sea lo máximo), haya devenido intrascendente”. Además, agrega Sergio Tapias, “El dinero que lo solventa sale de las cuotas de los Estados que a su vez responden a los impuestos que pagan los pueblos de América”.

Fue una oportunidad perdida: pérdida en recursos humanos ante tanto desgaste en la preparación del evento, como pérdida en recursos económicos: remuneraciones y sueldos, atenciones, viajes, viáticos y hoteles.  Pero por encima de todo ello, el sabor amargo de la inmoralidad como una manifestación de nuestros máximos dirigentes, al dejar de lado, el “leitmotiv” de *La Cumbre*, “La corrupción”, como bien lo dice Sergio Tapias: “No hay pedido de perdón a los pueblos de las Américas por la corrupción de los funcionarios de los Estados que los reunidos representaban”.

Un sabor amargo, repito, que nos dejan nuestros presidentes de América, como que vamos a seguir comiendo más de la misma basura que nos dejan los políticos corruptos.

Mientras, continuemos con éstas fechorías:

Continuación 2016-Escándalo Gobernación de la Guajira: Es importante resaltar, que la Guajira es uno de los Departamentos más ricos del país, puesto que siendo poco poblado, recibe en regalías, una fortuna tal que podría solucionar las desigualdades sociales de su población. No obstante, sigue siendo un Departamento pobre, de poco desarrollo. Veamos: Oneida Pinto, a 5 meses de ser elegida Gobernadora de la Guajira, fue despedida por el Consejo de Estado, por inepta. Su reemplazo, Jorge Enrique Vélez, destapó un sinnúmero de irregularidades, por las que ha recibido amenazas de muerte: Oneida Pinto, celebró contrato con una entidad,  para reducir la mortalidad infantil, loi cual fue un rotundo fracaso. O $ea, corrupción.             Mientras la Guajira es rica, la corrupción hace su “agosto” y el Departamento sufre entre otras, una crisis humanitaria por desnutrición y muerte generalizada de niños.

La Fiscalía capturó a 40 personas involucradas en éstas corrupciones.  Entre ellos, un ex alcalde de la ciudad de Riohacha (Rafael Ceballos Sierra), un ex gobernador de la Guajira (Jorge Pérez Vernier), funcionarios nacionales, departamentales y contratistas. La Fiscalía, también capturó alcalde de Riohacha, en ejercicio, por irregularidade$ en el Programa de Alimentación Escolar (PAE), por  valor de $5.700 millones, al comprobarse que a los niños beneficiados, no les estaba llegando la alimentación programada.

(No hay Juicio que cobre la deuda de estos hampones, por las muertes causadas y por daños irreversibles a la niñez.  La pena de muerte o la cadena perpetua, sería poco para ellos).

Escándalo de las Libranzas: 2 empresas Estraval y Élite, estafaron acerca de 10.000 ahorradores, por un monto cercano a $1.5 billones. Todo causado por “captación ilegal de dineros”.

(¿Y cómo se les permitió iniciar operaciones, sin el lleno riguroso de los requisitos que debe tener una empresa para tal propósito?)

El cartel del Síndrome de Down: En el Departamento de Córdoba, sector salud.  La Contraloría General dela Nación. La Gobernación pago a 4 empresas privadas de salud, $10.000millones, por la atención a “niños con el Síndrome de Down.  E$a atención, nunca se llevó a cabo, pero $e pagaron.   Otra empre$a, recibió $7.000 millones, sin un contrato formal con el Departamento.

El cartel de la Hemofilia: Ya lo mencionamos someramente en el Cap. III. Entre los Departamentos de Córdoba, Sucre, Bolívar y la Guajira, le robaron al Estado, $80.000 millones, con paciente$ fal$o$, tratamiento$ fal$o$.  A los verdaderos y pocos pacientes no los trataban. Estrella$ del maje$tuo$o chanchullo, los gobernadores de Córdoba, Edwin Besayle y Alejandro Lyons, quien se encuentra plácidamente en las playas de Miami.

Escándalo de REFICAR: $obreco$to$ en la con$trucción de la Refinería de Cartagena, por $8.5 billones.  Involucrados: Ejecutivos de Reficar y de Ecopetrol.