Alivia el resfriado comiendo cebolla

0
1523

Al ser rica en vitaminas A y C, la cebolla es ideal para aliviar las enfermedades respiratorias. Los aceites esenciales que posee debido al azufre poseen la capacidad de disminuir los síntomas de la bronquitis, resfriado y catarro.

Cebolla

La cebolla es una planta herbácea bienal perteneciente a la familia de las amarilidáceas. Es la especie más ampliamente cultivada del género Allium, el cual contiene varias especies más que se denominan «cebollas» y que se cultivan como alimento. Ejemplos de las mismas son la cebolla de verdeo (Allium fistulosum), la cebolla escalonia (Allium ascalonicum) y la cebolla de hoja o ciboulette (Allium schoenoprasum).

Consejos para comprar

una buena cebolla

Siempre que compres cebollas redondas debes comprobar que estas estén firmes, sin arrugas en la primera capa o piel de la cebolla. Tampoco deben estar blandas en la parte superior. Además, es importante mencionar que las cebollas con brotes verdes normalmente ya han pasado de su mejor momento.

Cualidades terapéuticas de la cebolla

La cebolla cruda es altamente antiséptica, y ataca a las bacterias infecciosas, incluso la salmonela. Además es efectiva en contra de la tuberculosis y las infecciones del aparato urinario, como la cistitis.

El sabor picante de la cebolla aumenta la circulación sanguínea y provoca sudoración. En tiempo frío es ideal para protegernos de las infecciones y ayuda a curar los resfríos y catarros.

El zumo de cebolla es excelente para lidiar con el dolor de garganta.

La cebolla es un buen diurético, así que es recomendable si tienes alguna enfermedad como la gota o simplemente para aliviar la retención de líquidos.

Tiene efectos desintoxicantes y es útil para combatir el cansancio.

Otros beneficios

Ayuda a controlar la hipertensión

Al contener potasio, la cebolla ayuda a eliminar el exceso de líquidos y disminuye los riesgos de padecer gota, hipertensión y cálculos renales.

Posee propiedades depurativas y diuréticas

El potasio y el bajo contenido de sodio, hacen que la cebolla ayude a evitar la retención de líquidos, liberando las toxinas del organismo. Además es beneficiosa para los riñones y la próstata.