La corrupción, un problema irresoluto en Colombia (XVI)

0
694
Alter B. Himelfarb W.
Alter B. Himelfarb W.

Alter B. Himelfarb W. – Miembro A.I.E.L.C.

Continuación 2016 – Caso Pretelt- Jorge Pretelt, Magistrado y Presidente de la Corte Constitucional, pidió $500 millones al abogado Víctor Pacheco, para resolver una tutela, a favor de Fidupetrol.  Era “billete” para repartir entre los Magistrados de la Corte.  La tutela, era para revertir decisión judicial por $22.500 millones a favor del Departamento del Casanare y en contra de Fidupetrol. El Senado de la República después de meses de interrogatorio, lo suspendió de su cargo.

Escándalo en la Policía de Barranquilla: 19 policías y 2 civiles, chantajeaban a los conductores, utilizando la base de datos del Registro de Tránsito, para imponer multa$ a aquello$ conductore$ que no tuvieran $u$ documento$ en regla.

Escándalo en Hospital Universitario del Valle: 7 trabajadores del Hospital Universitario, por celebración indebida de contrato$, con un detrimento patrimonial de $124.000 millones, que llevó al Hospital a la quiebra.

Escándalo a la C.A.S. (Corporación Autónoma de Santander): La Directora de la entidad, Flor María Rangel, celebró un contrato de reforestación por $3.400 millones.  No se le exigió al contratista, experiencia en el sector, no hubo supervisión ni interventoría, que verificara la ejecución de las obras. Además, se le entregó la casi totalidad de la plata objeto del contrato, sin siquiera haber ejecutado el 50% de la obra. 4 funcionarios de la entidad fueron encarcelados.

Escándalo en la Secretaría de Hacienda de Medellín: (Medellín es considerada la ciudad industrial de Colombia.  Mucha industria y por lo tanto, mucho impuesto).   Funcionarios de la entidad, (6) fueron capturados por concierto para delinquir, cohecho, falsedad en documento público, falsedad en documento y peculado por apropiación. Sugerían a determinados contribuyentes a pagar menos impuestos a cambio de con$iderable$ $uma$. El detrimento a la Sec de Hda., fue por $1.800 millones.

Escándalo Contraloría de Bogotá: 3 funcionarios de la Contraloría Distrital de Bogotá, fueron capturados en sus sitios de trabajo por la Fiscalía: Proponían sobornos a personas o entidades, que estaban siendo investigadas por irregularidades en contrataciones pasadas, con el fin de archivar los procesos.  La periodista de la emisora radial Caracol, Darcy Quinn, dio a conocer una grabación, donde uno de los 3 funcionarios, Hermelina Angulo, pedía a uno de los investigados, $60 millones.  Esos 3 funcionarios tenían una red de sobornos desplegada por todo el país.

2017 – El Cartel de las Regalías: Departamento de Córdoba. El Secretario de Planeación de ese Departamento y ex director del Fondo de Ciencia y Tecnología de Regalías, Manuel Benjumea, fue capturado por la Fiscalía, por el desvío de $150.000 millones. Se trataba de contratos para desarrollar “proyecto$ agropecuario$, para enfrentar lo$ reto$ del “Tratado de Libre Comercio”” con los Estados Unidos,  Obviamente, todos e$o$ contrato$ fueron fal$o$, erróneo$, carente$ de legitimidad: Todos los dineros habían sido girados, sin dar cumplimiento a ninguna de las etapas del  contrato. El contratista Jesús Henao Sarmiento con sus asociados, también fueron detenidos.  Igualmente fue detenido el Gobernador de ésa época Alejandro Lyons.  Juan Zapa, Director de Regalías, fue asesinado al descubrir todos los chanchullos.  Su subalterno, Maximiliano García fue detenido por su participación en las irregularidades.  Y éste al igual que el contratista Henao, además,  bajo sospecha de haber asesinado a Zapa.

El Cartel de la Chatarrización: Capturaron a 28 personas, entre policías y funcionarios del Ministerio de Transportes, tramitadores de vehículos y líderes sindicales del sector camionero, como miembros de una organización dedicada a defraudar al estado. El Gobierno de Colombia, con el fin de mejorar el nivel de servicios del sector de transporte tanto humano como de mercancías, implementó la Política de Chatarrización, en el sentido de que todo vehículo de más de 20 años, debía ser retirado del servicio. Si no vuelve al negocio, le daban un bono por $89 millones.  Pero si el empresario chatarrizaba y seguía en el negocio, recibían un bono por menor valor,  más la matrícula del nuevo vehículo.  Con la complicidad de autoridades, vehículos “muertos” aparecían como chatarrizados.  En total, se estima que por lo menos 12.000 vehículos “aparecieron” como chatarrizados, tiempo durante el cual, el Estado fue estafado por lo menos en $600.000 millones.