A la Antártida con la Marina

0
1444
Sergio Tapia
Sergio Tapia

SERGIO TAPIA T.

La Antártida o la Antártica es considerado continente desde el siglo IV antes de Cristo, como se verifica en Aristóteles mediante su “Meteorológicos”, obra de geofísica que motivó el interés de Santo Tomás de Aquino para comentarla en texto propio, en el siglo XIII de la Cristiandad (antes del descubrimiento de América en el siglo XVI).

En la Antártida se ubica el Polo Sur. Su nombre deriva del griego, indicando el lugar de la tierra opuesto (“an”) al Ártico o Polo Norte. Este antecedente remoto de su existencia, influyó en los cartógrafos para considerarlo en los mapas de navegación, muchos siglos antes de su descubrimiento y exploración. Aunque es el último lugar de la tierra en el que el hombre se ha hecho presente.

Hace 30 años, en 1988, llegó la primera expedición peruana a bordo del buque de investigación científica “Humboldt”, operado por el IMARPE con tripulación de marinos de guerra. Por supuesto que sobran motivos para rememorarlo, de ahí que nuestra Marina de Guerra del Perú exhibe hasta el próximo 25 de mayo la muestra fotográfica “El Perú en la Antártida: 30 años después” (en la Sala de Arte Moderno de Larcomar), que no puede dejar de espectarse.

El Perú es antártico por historia, por clima y por biología, y nuestra institución naval, sabe apreciarlo y difundirlo.

Para quienes desdibujan al Perú idealizándolo miopemente al negar su mestizaje de continuidad histórica entre lo Inca y lo Hispano, y creen que hay un salto histórico-cultural desde el asesinato de Huáscar el legítimo Inca, por el invasor Atahualpa que no nunca llegó a ser coronado Inca en el Cuzco. Esta corriente indigenista brinca del 1533 al 1820. Porque quiere desconocer el ingrediente de la peruanidad asentado durante los 300 años que se fraguó el mestizaje cultural con los elementos hispánicos de nuestra cultura nacional. El indigenismo anti-hispanista es equivocado por cercenar uno de los elementos característicos de la peruanidad: el ingrediente religioso. Que se expresa en los “santos peruanos” como la criolla Santa Rosa de Lima o el mulato San Martín de Porres, así como en la participación popular en las procesiones del Señor de los Milagros con origen en la comunidad angoleña del siglo XVII.

El Perú es nación mestiza, con elementos pre-hispánicos y cristianos, y de ahí recogemos los precedentes históricos que otorgan derechos antárticos al Perú de hoy. Diversas expediciones marítimas partieron del Callao, como en 1567 (a los 32 años de la fundación de Lima) la primera expedición al Sur de Océano Pacífico con intención de arribar a la “Tierra Desconocida del Sur”, bajo el comando de Álvaro de Mendaña, aunque las exploraciones marítimas lo condujeron a las islas Salomón, Guadalcanal y muchas otras. En 1600 (al concluir el Siglo XVI), zarpó la Armada del Mar del Sur bajo el mando de Gabriel de Castilla, con un fin punitivo contra piratas holandeses, arribando a las actuales islas Shetland del Sur en la Antártida. En 1606 sale una armada al mando de Pedro Fernández de Quiroz, para tomar posesión de todas las tierras hasta el Polo Sur.

Estas expediciones emprendidas desde el Nuevo Mundo hacia la Antártida tuvieron eco en la Península europea, en los versos “Canto de Caliope” de Miguel de Cervantes, en 1615.

Consta también, en 1780, por José Gabriel Condorcanqui al asumir como Tupac Amaru II el juramento como “Rey del Perú, San Fe, Quito, Chile, Buenos Aires y Continentes de los Mares del Sur”.

Tenemos, pues, mucha historia que nos vincula con la Antártida, y que nuestra Marina de Guerra sabe cómo preservarla diestramente. Porque, desde 1988 realiza expediciones anuales, con el BIC “Humboldt” construido por la industria naval peruana (SIMA), y desde este último verano de 2018 ha  reemplazado con la nave oceanográfica polar BAP “Carrasco”.

Así, con nuestro Poder Marítimo aseguramos la presencia del Perú en la Antártida mediante la base científica que en el 2013 fue visitada por el presidente del Perú, y preservando las garantías jurídicas del tratado antártico del cual el Perú es uno de los 28 Estados consultivos con derecho a veto.

Blog (colección artículos publicados en La Razón): http://sergiotapiatapia.blogspot.com/