Sorpresas y apatía electorales

0
575

Por Juan Sotomayor

El camino a las elecciones regionales y municipales no está libre de sorpresas.  El impedimento para reelegir alcaldes y gobernadores regionales, así como la obligatoriedad de realizar elecciones internas en cada agrupación política con la posibilidad de mantener un porcentaje de invitados que pueden ser designados directamente, abre un abanico de innumerables y sorprendentes posibilidades en la conformación de las listas de candidatos.

Un fenómeno que se viene apreciando en diversas circunscripciones electorales del país consiste en el desvergonzado tránsito de un partido o movimiento regional a otro, que varios candidatos o candidatas están dispuestos a realizar con tal de tentar la posibilidad de alcanzar el puesto que tanto anhelan; circunstancia que es más visible en aquellos políticos que carecen de afiliación partidaria y que están buscando “la mejor opción” para anidar su candidatura.

Como consecuencia de este fenómeno aparecen alianzas que hasta hace algunos días eran inimaginables y que sustentan su existencia en la mutua conveniencia antes que en un programa de gobierno sólido y coherente.

Otro fenómeno que se repite en las principales ciudades del país, incluyendo la ciudad capital, es el poco interés de la ciudadanía por el proceso electoral en marcha. No se aprecia el entusiasmo ni la efervescencia de otras ocasiones.

Los factores para que ello ocurra son múltiples, partiendo desde la generalizada desconfianza hacia los líderes y partidos políticos, la cual llegó a su punto extremo con la renuncia del ex presidente Kuzcynski y todos los hechos que la rodearon. Otro factor menos ligado a la política, pero igual de influyente en esta suerte de apatía política, la encontramos en el inusitado interés que despierta el próximo campeonato mundial de futbol.

Si hiciéramos una encuesta para consultar qué convocatoria interesa más, si la de jugadores para la selección peruana o la convocatoria a elecciones regionales o municipales, la diferencia sería abrumadora en contra de los candidatos y agrupaciones políticas. No cabe duda que, por ahora, la preocupación y los debates en el Perú se concentran en saber si Paolo Guerrero podrá jugar el mundial y si Claudio Pizarro y Cristian Benavente serán convocados a la selección. Así estamos.