Dueño del Swissôtel estuvo implicado en Caso FIFAgate

0
3757

Salen a la luz detalles de cómo llevaron el mundial a Qatar

 

Paolo Guerrero se contaminó en el hotel, que posteriormente le dio la espalda

El economista Sébastien Bazin (56), empresario hotelero francés nacido en Boulogne-Billancourt (Hauts-de-Seine), es el actual presidente y director general de la cadena hotelera gala Accorhotels, actual propietaria del Swissôtel Lima y también de los hoteles Novotel e Ibis en el Perú. En las últimas 48 horas, en sociedad con la empresa chilena Algeciras, han comprado los hoteles Atton.

Ni bien llegó ayer a Lima, Paolo Guerrero señaló que “en realidad no entiendo por qué siguen concentrando en el hotel. El hotel fue un factor importante que me perjudicó. A mí el Swissôtel me dio la espalda. La única cosa que quería saber era la verdad… Sabía quién era el mozo. Fui a buscarlo, lo encerraron en el hotel. Ellos ayudaron a la Wada. Mandaron una carta. Ahí van a ver acciones contra ellos también”.

Esta sorpresiva e inflexible posición del Swissotel, ha traído a los memoriosos del fútbol, el papel que desempeñó su presidente, Sébastien Bazin, en el Caso FIFAgate, cuando participó una cumbre presidencial en el Palacio del Elíseo, entre el presidente francés, Nicolas Sarkozy (ahora miembro del directorio del grupo Accor, holding del Swissotel), el hijo del emir de Qatar, Tamim bin Jalifa, y el entonces presidente de la UEFA, el exfutbolista Michel Platini (23/11/2010), según investigación llevada a cabo por el abogado norteamericano Michel García, presidente de la Comisión de Ética de la FIFA (LaVanguardia.com 21/10/2017).

En esta reunión, se había decidido el voto de la UEFA (Platini) a favor de Qatar como sede del Mundial 2022 en detrimento de nada menos, que Estados Unidos, reseña el portal Gato Encerrado.

No solo eso. Bazin, el expresidente Sarkozy y el príncipe Al Thani, acordaron que con el fondo Qatar Investment Authority (QIA) crearían un nuevo canal deportivo, BeIN (hoy filial de Al Jazira) que compró los derechos del fútbol francés hasta el 2016 por 150 millones de euros, ganándole a Ligue 1. Hoy en día, BeIN es un gigante mundial de la televisión deportiva y compite, de tú a tú, con Fox,ESPN y Sky. El nuevo canal ha comprado derechos por 10,000 millones de euros.

En la cita también se acordó que QIA adquiriría un paquete importante de acciones del conglomerado Lagardere, que incluye editora, imprenta, medios de comunicación, negocio retail y hasta el 2013 contaba con una participación minoritaria en Airbus. El presidente de la empresa, Arnaud Lagardere, es un muy amigo de Sarkozy.

Luego de esta reunión, en el 2011, Bazin, que también era presidente del principal equipo de Francia, Paris Saint-Germain (PSG) –de propiedad de su fondo Colony Capital-, concretó la venta de este club al fondo QIA, nombrando como presidente -a la mano derecha de Tamim bin Jalef-, a Naser al Khelaifi, que es investigado por sobornar al ex secretario general de la FIFA, Jérôme Valcke, a cambio de que BeIN obtenga los derechos de transmisión de los mundiales del 2026 y 2030. Qatar Investment Authority (QIA), adquiere el 70% del PSG por 35 millones de euros. Al año siguiente, QIA adquiere el restante 30% a Colony Capital por 30 millones de euros, quedándose con el 100% del PSG.

En agosto del 2013, Sébastien Bazin deja el fondo Colony (1997-2013) y asume el cargo de presidente director general de Accorhotels. Durante su gestión, se adquirió FRHI Holdings Ltd  (matriz de las cadenas de hoteles Swissôtel, Fairmont, Raffles) a cambio de que los accionistas de FRHI, QIA y Kingdom Holding Company (fondo soberano de Arabia Saudita), se queden con el 10.5% y 5.8% de las acciones de Accorhotels, respectivamente. Recientemente, ha comprado dos verdaderas joyas de la corona: el hotel Plaza de Nueva York y el hotel Savoy en Londres.

Bazin ha convocado para manejar los hoteles, entre ellos, el Swissotel Lima, al expresidente francés Nicolas Sarkozy (2017) para que integre el directorio de Accorhotels.