PNP logró desarticular a “los sanguinarios del Norte Chico”

0
1044

Efectivos lograron capturar a 47 miembros de la temida banda criminal

En un megaoperativo conjunto, la Policía y la Fiscalía desarticularon a la organización criminal los Sanguinarios del Norte Chico, dedicada al sicariato, extorsión, robo agravado, tráfico ilícito de drogas y tenencia ilegal de armas, y detuvieron a 47 personas involucradas.

El ministro del Interior, Mauro Medina, precisó que en este megaoperativo, realizado en la madrugada, participaron más de 800 policías y 85 representantes del Ministerio Público. Agregó que estos delincuentes utilizaban sindicatos de construcción civil en Huaral para exigir el pago de cupos en obras.

Detalló que las fuerzas del orden allanaron 67 inmuebles en Huaral, cinco en Chancay, dos en Lima (Cercado y San Martín de Porres), uno en Huaura y otro más en Ventanilla (Callao). De igual manera, fueron allanadas cinco celdas en el penal de Huacho y una en el penal de Lurigancho.

Según las investigaciones policiales, desde el 2015 la organización criminal utilizaba sindicatos de construcción civil para exigir el pago de cupos en obras concesionadas por el gobierno regional de Lima y por la municipalidad provincial de Huaral, entre otros.

Los Sanguinarios del Norte Chico eran dirigidos desde prisión por Adolfo Celestino Gutiérrez Copitán (de 33 años), también conocido en el mundo del hampa como Tocho o Enano. Este sujeto se encuentra cumpliendo una sentencia por tráfico ilícito de drogas en el establecimiento penitenciario de Huacho.

El liderazgo era compartido con su hermano Efraín Ricardo Gutiérrez Copitán, alias Efra o Chauca, quien controlaba el flujo de los beneficios económicos y materiales obtenidos a través del cobro de cuotas sindicales.

Uno de los principales colaboradores de la organización criminal era el gerente municipal de Huaral, identificado como Óscar Simeón Toledo Maldonado. El funcionario edilicio cumplía la función de suministrar información propia de sus actividades profesionales a los cabecillas

Como parte de las pesquisas la Policía logró determinar que la organización criminal contaba con 75 integrantes, de los cuales seis se hallan recluidos en prisión y cuatro en España y Chile.